'La Voz del Mako' sale de prisión para darle la palabra a las reclusas

  • La revista interna del Centro de Albolote se distribuirá fuera de la cárcel en una edición especial dedicada a las internas

La Voz del Mako sale de prisión. La revista interna del Centro Penitenciario de Albolote que se publica desde hace años será distribuida por primera vez fuera de la prisión. Y se hará para llevar la voz de las mujeres presas, sus vivencias, sus denuncias y sus quejas más allá de los muros en los que cumplen sus condenas. Esta edición especial, con 350 ejemplares, contará con un total de 44 páginas y será distribuida en distintos puntos de la capital, en su mayoría centros oficiales como la Universidad, asociaciones o las dependencias del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).

Precisamente este organismo ha colaborado en la financiación de la iniciativa, que promueve la Asociación para la Igualdad y la Solidaridad (AIS). En la sede del colectivo se presentó ayer la edición con la participación del director de la prisión, Nahum Álvarez, y la responsable provincial del IAM, Carmen Solera.

La edición recoge, además de la experiencia de las reclusas y su vida dentro de la cárcel, una serie de artículos de profesionales de diversas ramas que tratan asuntos como violencia de género, salud, orientación laboral y formativa o entrevistas.

La coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Granada, Carmen Solera, destacó ayer en la presentación de la publicación la importancia de trabajo, ya que las mujeres presas están "muy invisibilizadas". Por ese motivo opinó que las administraciones deben ofrecer "todos los recursos posibles para hacer que esto no sea así".

Por su parte, la directora de la revista, Teresa Vázquez, y la coordinadora de la entidad que lo promueve, Gloria Fernández Puig, recordaron que esta publicación nació a raíz de un taller de prensa que la Asociación para la Igualdad y Solidaridad ofreció a la población reclusa. Ambas insistieron, en la misma línea que destacó Solera, que las mujeres "sufren doblemente el encarcelamiento", por la privación de libertad y las repercusiones sociales que sufren, tales como el rechazo de la sociedad. "Al hombre se le perdona más que a la mujer el hecho de haber ingresado en prisión". dijeron.

El Centro Penitenciario de Albolote cuenta con una población femenina que alcanza el 8,3 por ciento, porcentaje que supera a la media andaluza, situada en el 7,8 por ciento, según los datos ofrecidos por el director de la prisión Nahum Álvarez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios