Unos ex novios aceptan mantenerse alejados tras una violenta discusión

  • Él, que se ha conformado con 16 meses de cárcel, le fracturó la nariz a ella, que le arañó al defenderse y deberá hacer por ello trabajos en beneficio de la comunidad

El pasado 23 de marzo una pareja granadina de ex novios protagonizó una violenta discusión que ha acabado con una orden mutua de alejamiento aceptada por ambos. Dicha medida judicial tendrá, no obstante, una duración distinta para cada uno, al haber sido fijada en función de la gravedad de sus actos. De este modo, él no podrá acercarse a ella a menos de 200 metros durante cuatro años, mientras que ella se deberá mantener lejos de él durante un año.

Así consta en una sentencia dictada de conformidad el pasado 1 de abril por el Juzgado de lo Penal 2 de Granada. En la resolución, que es firme, se impone además al joven agresor, G.P.R., de 24 años, un total de 16 meses de prisión como autor de un delito de lesiones, pues le rompió la nariz a la chica, que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente. En cualquier caso, lo más probable es que el joven, que carece de antecedentes penales, no ingrese en prisión, pues reúne los requisitos que la Ley exige para acordar la suspensión de la ejecución de su condena, que es inferior a dos años de cárcel.

Ella, por su parte, tendrá que cumplir 20 días de trabajos en beneficio de la comunidad como autora de un delito de malos tratos, pues en el forcejeo arañó a su ex pareja, que precisó una asistencia médica y siete días para su curación.

Asimismo, la joven, que tiene 18 años y aún sigue de baja, tendrá que pagar una multa de 20 euros por una falta de daños apreciada en los desperfectos ocasionados durante la pelea en el vehículo de G.P.R., a quien habrá de indemnizar con casi 500 euros.

Los hechos ocurrieron el 23 de marzo por la tarde. La pareja había mantenido una relación sentimental durante un año aproximadamente y hacía un mes que habían roto. Ese día ambos quedaron y el encuentro acabó fatal.

Según la sentencia, la discusión se desencadenó cuando G.P.R. estacionó junto a la casa de ella y ésta se negó a bajarse del vehículo. Entonces, se enzarzaron "en un forcejeo en el que se agredieron mutuamente, resultando los dos policontusionados". Ella acabó con la nariz rota, por lo que también habrá de ser indemnizada, aunque no se ha fijado aún la cuantía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios