La deuda sin aclarar de la Junta con la capital alcanza el millón de euros

  • El Gobierno andaluz reconoce facturas impagadas por valor de dos millones, de los que 1.500.000 deberá abonar la promotora de las obras del hospital del PTS

Comentarios 1

Ajenos a la dialéctica política en la que se encuentran inmersos la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento por la deuda que éste le reclama al Gobierno autonómico por recibos impagados, una comisión de técnicos de ambas administraciones depuran desde este verano el conflicto tributario entre estas instituciones públicas. Y los trabajos ya han dado sus primeros resultados. Por lo pronto, la cantidad inicialmente reclamada por el alcalde, José Torres Hurtado, al presidente andaluz, Manuel Chaves en la visita oficial que le hizo en julio -3,4 millones de euros- ha mermado. Así, según fuentes de la comisión, el Ayuntamiento en el inicio de las negociaciones puso sobre la mesa facturas impagadas por valor de 2.980.000 euros. Y de estos ya ha obtenido el compromiso de la Consejería de Obras Públicas del pago de 500.000 euros por el IBI de viviendas propiedad de la Junta en Almanjáyar. Concretamente, la cantidad a la que se refirió el portavoz del gobierno municipal y concejal de Economía, Juan Antonio Mérida, en el pleno de aprobación de los presupuestos, en el que cifró la deuda en 2,5 millones, "si bien la Junta no está en todo de acuerdo", dijo.

Pero en el seno de la comisión técnica, que ayer volvió a mantener una reunión de trabajo, ha habido más acuerdos. El Ayuntamiento ha aceptado que el importe de 1.500.000 euros que le reclama a la Junta por la licencia de obras del hospital clínico del PTS corra a cargo de la empresa adjudicataria de las obras, tal y como recoge el contrato suscrito por el Gobierno andaluz con la misma. En caso de que la promotora rehusase abonar la deuda, el delegado de Economía y Hacienda, Antonio Argüelles, aseguró ayer que "se lo deduciremos del aval que al principio ponen las empresas".

A partir de ahí, no obstante, el consenso empieza a disiparse. Así, la Junta ha puesto el grito en el cielo por la petición de recibos por impagos de impuestos de edificios que, según se ha comprobado después, pertenecen a la Universidad. También se negó a pagar facturas de la basura, "porque no debemos agua, y todo el mundo sabe que en Granada se pagan conjuntamente". No obstante, reconocen errores de ambas partes.

Y llegados hasta aquí, ahora fuentes de la Junta apuntan que si se tiene en cuenta el más de millón de euros que el Ayuntamiento les debe por los intereses acumulados por la no cesión de los terrenos del ferial -asunto que está a la espera de sentencia firme-, el gobierno local les debe dinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios