Una guía aconseja a los taxistas evitar charlas sobre fútbol y política

  • La Federación Andaluza de Autónomos del Taxi publica un código ético por la excelencia

Normas como evitar las conversaciones sobre deporte, religión  y política; mantener una buena presencia o ser honesto a la hora de facturar los servicios son algunas de las que propone el Manual de Buenas Prácticas para Taxistas Profesionales editado por la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, presidida por Miguel Ruano. Este Código por la excelencia pretende que estos profesionales "ofrezcan un servicio de calidad al usuario", además de limpiar su imagen.

El manual incluye medio centenar de medidas referentes a la cortesía, normas básicas de atención al cliente, honestidad y honradez en la realización del servicio, dar una buena imagen y, por último, un código ético profesional entre compañeros taxistas. 

Debido a competencia "feroz" -tanto legal como "ilegal"- que existe en la actualidad, la federación cree que "es el momento de demostrar que el taxi es mucho más que un servicio público de transporte de personas regulado por las administraciones". Por ello, incitan a "demostrar ahora más que nunca que somos un servicio profesional de calidad y eficaz con todas las garantías que ello conlleva".

Según esto, la intención es "proyectar una imagen actualizada y renovada", ya que "a menudo se ha desvirtuado e infravalorado injustamente" a este sector. Este manual de buenas prácticas pretende concienciar al taxista de lo importante que es "la imagen y el trato ofrecido a los usuarios", que constituyen "su única fuente de ingresos". Por ello, anima a los profesionales a comprometerse y mantener un "espíritu de mejora constante".

En la presentación del manual,  Ruano invita a realizar una "reflexión interna tanto individual como colectiva y que del resultado de este examen coloquemos como objetivo a corto plazo la búsqueda de la excelencia en la prestación de nuestro trabajo". 

Así, el código de buenas prácticas comienza refiriéndose a los turistas y la influencia que tienen los taxistas para que éstos se lleven una buena imagen de la ciudad. Tanto de cara a agradar al visitante como a los autóctonos, el manual subraya como punto fundamental la cortesía: "trátalo de la manera exacta en la que a ti te gustaría que te tratasen", indica. Eso significa "mirarlo a la cara, saludarlo amablemente, sonreírle y demostrarle que él es muy importante y que va a ser atendido de la mejor forma posible".

En este sentido, el código añade que el taxista "en todo momento debe ofrecer un trato cortés con independencia de la edad, la apariencia del usuario o la distancia del servicio". Además, "no se deben mantener posturas ni actitudes incorrectas, como masticar chicle, comer, beber o fumar en presencia del usuario" y hay que procurar "no tomar postura ante temas como religión, política, deporte u otros temas que pudieran suscitar confrontación" ya que el taxi es un servicio público y "se debe demostrar tolerancia y educación". En esa línea, aconseja que no se debe discutir ni mantener una actitud inadecuada en público, sino "utilizar la discreción para corregir desavenencias sociales o profesionales".

Como normas básicas para los profesionales, el manual invita a considerar la imagen personal y la del taxi como parte del servicio, mostrar disponibilidad por atender y ayudar a los usuarios, tener una actitud positiva y tener "conciencia de grupo" ya que "todo lo que hagas repercute en el sector".

Otro de los apartados se centra en la honradez "a la hora de cobrar un servicio, cumpliendo siempre con lo que marque la ley" al considerar que "los cobros abusivos es una de las cosas que más deteriora la imagen del sector". Así, induce a no poner el taxímetro en marcha hasta que el usuario este dentro del taxi e indique el punto de destino, a no cobrar suplementos por el equipaje en los servicios interurbanos y a poner el aire acondicionado cuando sea necesario.

Sobre la imagen del taxista, se aconseja vaya "siempre limpio" y con buen olor, vista adecuadamente y dé siempre las gracias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios