"Muchos me aconsejaron que lo dejase, pero no les hice caso"

  • El docente vuelve a las aulas "orgulloso" pero dolido con los que le dañaron

El Juzgado de lo Social número 6 no le dio la razón en primera instancia, o al menos no del todo. Pero sí que se la ha dado el TSJA, que ha determinado que Josué González sufrió una discriminación que le costó su puesto de profesor en la Escuela de Magisterio La Inmaculada. Prescindieron de sus servicios por motivos "ideológicos y religiosos", porque, según los que llevan el colegio, no daba con el perfil "de toda la vida", le faltaba "identidad religiosa". Ahora, la escuela debe readmitirle y pagarle seis meses de atrasos. De aquí a muy poco volverá a cruzar la puerta del colegio y lo hará, dice, orgulloso pero con un punto de rencor. "Algunos me han hecho mucho daño", justifica.

-La primera pregunta es obvia: ¿Satisfecho con la sentencia?

-Mucho. Todavía no la he asimilado del todo, pero es algo que me llena de orgullo. Espero que sirva de ejemplo para otra gente.

-La satisfacción debe ser aún mayor teniendo en cuenta el fallo adverso del Juzgado de lo Social. Eso le tendría preocupado durante todo el tiempo que ha transcurrido hasta la resolución del recurso.

-Sí que tuve un poco de zozobra, una espinita clavada desde aquella sentencia contraria. Fue un palo porque no la esperaba, porque el fiscal se puso de mi parte, tenía varios testigos… Todo parecía a mi favor y fue una sorpresa que se fallara a favor del colegio, pero confiamos en la Justicia, recurrimos y al final creo que se ha hecho justicia.

-¿Sabe ya cuándo va a regresar al colegio?

-Todavía no. Estoy pendiente de lo que me diga mi abogado. Pero supongo que será pronto.

-¿Cree que una vez reintegrado a su puesto se encontrará con gente que le intentará hacer la vida imposible?

-Espero que no, pero, si es así, tendréis noticias mías otra vez (ríe).

-¿Cuántos amigos y cuántos enemigos cree que tiene dentro de La Inmaculada?

-Amigos, muchos. Con mis compañeros y con mis alumnos me he llevado siempre genial, y eso es lo que me importa. ¿Enemigos? Espero que ninguno.

- Pero hay gente que en todo este tiempo no se ha revelado precisamente como amiga suya…

-Es posible, pero tampoco le voy a dar a nadie la categoría de enemigo.

-¿Cuánta gente le ha recomendado durante todo este tiempo que dejase correr el asunto?

-Mucha, la verdad. Muchos me preguntaban: "¿Pero es que vas a volver?"

-¿Y tuvo la tentación de hacerles caso alguna vez?

-Nunca. He seguido haciendo mi vida y mis cosas, seguí trabajando, monté una empresa… Pero la tentación de dejar este caso no la he sentido nunca.

-¿Le guarda rencor a alguien?

-No exactamente rencor, pero sí hay gente que no se ha portado bien conmigo y que ha dicho muchas mentiras sobre mí; eso es algo que no me ha sentado nada bien, claro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios