El acusado por el crimen del Cubillas cambia otra vez de letrado y retrasa el juicio

  • El juicio se pospone por cuarta vez y queda pendiente del nombramiento de otro abogado, que ya será el definitivo

El juicio contra el único imputado por el asesinato en marzo de 2006 de la joven Beatriz Collado, que tenía previsto comenzar ayer en la Audiencia Provincial de Granada, ha sido aplazado sin fecha al renunciar el acusado a su abogada, la cuarta que le había sido asignada en turno de oficio.

El acusado, José Molero Guerrero, renunció a su letrada, Elena Hinojosa, al entender que no ha podido preparar su defensa porque hasta el pasado lunes estuvo ingresado en la cárcel de Huelva, desde donde fue trasladado a la de Albolote. La acusación particular, aun respetando ese argumento, lo calificó como "otra técnica dilatoria" del imputado.

Ahora, el Colegio de Abogados deberá nombrar a un nuevo letrado de oficio, al que ya no podrá recusar. Cuando eso se conozca, probablemente en un par de días, la Audiencia podrá fijar un nuevo señalamiento del juicio. Es improbable que se celebre en lo que queda de año, apuntaron fuentes judiciales.

Molero Guerrero está acusado por el crimen de Beatriz Collado, cuyo cuerpo sin vida fue hallado en el pantano de Cubillas en marzo de 2006. El Ministerio Fiscal solicita una pena de 30 años por los delitos de homicidio, violación, detención ilegal y robo con intimidación, en tanto que la acusación particular eleva esa petición hasta los 48 años, al entender que lo que se produjo fue un asesinato y agregar el cargo de tenencia ilícita de armas.

La nota emotiva de la frustrada jornada judicial la pusieron los padres de la fallecida. Con aparente serenidad, su padre dijo que perdonaba y olvidaba lo ocurrido, pero también que el culpable debería ser encerrado. "No le odio porque bastante tiene con lo que lleva a cuestas, pero, de la misma forma que los enfermos deben estar en los hospitales, él debe estar en prisión", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios