El impacto acústico y Moreda, principales obstáculos para la 'tercera vía' del AVE

  • La iniciativa ha vuelto a ser analizada en el Observatorio de la Movilidad a propuesta de la asociación Amigos del Ferrocarril Los técnicos del Ayuntamiento creen que es inviable

Hablar del AVE en Granada y de la conexión con Madrid obliga irremediablemente a hablar de la conexión con Almería y, por tanto, de la línea de Moreda. Ambas conexiones van indisolublemente unidas desde el momento en que las dos vías se unen para entrar juntas en la estación de Andaluces. Por eso, es primordial tener en cuenta el enlace con Almería cada vez que se habla de la Alta Velocidad en Granada. Las vías de Almería son, precisamente, el principal obstáculo que encuentran los técnicos del Ayuntamiento de Granada a la propuesta de la 'tercera vía' de la asociación de Amigos del Ferrocarril que propone un trazado elevado mediante un viaducto urbano con estación terminal en Severo Ochoa.

La propuesta llegó al Ayuntamiento hace un par de años y ahora se ha vuelto a poner sobre la mesa en el Observatorio de la Movilidad, aunque los técnicos encuentran varios inconvenientes para que esta idea salga adelante. Para empezar el proyecto olvida que si se elevan las vías de entrada del AVE a Granada hay que elevar también las vías de Moreda, lo cual encarece considerablemente el proyecto.

"O elevas las dos vías o el proyecto no sirve de nada. Es imposible elevar una vía y dejar otra en superficie al igual que soterrar una vía y dejar la otra en superficie", explicó ayer a Granada Hoy la concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto.

El proyecto provisional de la Alta Velocidad que se está llevando finalmente a cabo no ofrece estos problemas puesto que las dos vías quedan en superficie, igual que han estado hasta ahora, pero cuando se planteó al Ministerio el soterramiento del AVE, el Ayuntamiento ya contempló el desvío de la vía de Moreda y su soterramiento a la entrada en Andaluces. Soterrar la entrada del AVE en Andaluces tenía un coste de 138 millones; el desvío de Moreda 342 millones. Así que esta segunda línea es un factor a tener muy en cuenta cuando se habla de Alta Velocidad en Granada.

Las vías de Moreda conectan Almería con Granada. Además funciona como línea de carga y descarga de mercancías en el polígono de Asegra y de Juncaril.

Pero el proyecto de la 'tercera vía' de la asociación de Amigos del Ferrocarril tiene otra 'pega' más: el impacto acústico que genera un tren por un viaducto al aire libre. Claro que este problema también está presente en el proyecto 'provisional' del AVE que se está haciendo en superficie. "El informe de impacto medio ambiental con el que pedimos en Madrid que nuestro AVE fuera soterrado dijo en su momento que había que soterrar las vías para cumplir la normativa de ruidos. Pero esto es como cuando uno tiene en su casa un aire acondicionado viejo que no cumple la normativa, mientras lo mantienes no pasa nada pero cuando lo vas a cambiar tienes que adaptarte a las nuevas exigencias", explica la concejal de Urbanismo para explicar por qué si se permiten esos ruidos en el AVE en superficie.

Estos dos inconvenientes hicieron que la propuesta, que los técnicos acogieron con interés en un primer momento, fuera finalmente descartada. La idea ha sido trasladada a todas las administraciones locales: la Subdelegación del Gobierno, el Ministerio de Fomento, la delegación de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Granada y los grupos políticos municipales del Consistorio, Diputación, UGR, Cámara de Comercio y Confederación de Empresarios, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios