El aeropuerto de Granada registra 25 vuelos cancelados en menos de 48 horas

  • Ayer las compañías aéreas tuvieron que anular 19 conexiones de las 21 programadas para toda la jornada, que se suman a las 6 de la tarde del viernes

Los controladores se han encargado de que cientos de pasajeros que preveían un puente feliz en su casa o en el destino elegido para sus mini vacaciones se hayan quedado en tierra, presas de la impotencia y de la indignación contra una mala jugada que ha echado por tierra los planes de todo el país. Aunque es difícil aventurar una cifra exacta de afectados -ni las compañías aéreas ni Aena facilitaron ayer ese dato-, se puede decir, sin temor a equivocaciones, que sólo en Granada pueden contarse por centenares. Porque la mayoría de las compañías aéreas que tenían ayer vuelos programados con origen o destino en el Aeropuerto Federico García Lorca tuvo que renunciar a fletar sus aviones. Primero, por el cierre del espacio aéreo, que se hizo efectivo el viernes por la tarde y que no finalizó hasta las 15:00 horas de ayer. Y, después, por el caos en el que seguía sumida la planificación aérea, con miles de vuelos cancelados en todo el territorio nacional.

Según informaron fuentes de Aena, ayer fueron cancelados 19 (21) vuelos en el Aeropuerto Federico García Lorca de Granada y Jaén. La mayoría, según la información de las propias aerolíneas, con origen o destino nacional. Entre ellos destacan los dos vuelos de Spanair entre la provincia y Barcelona; los ocho de Iberia -con origen o destino en Madrid y Gran Canaria-; y los cuatro de Vueling entre Granada y Barcelona. Además, la compañía de bajo coste Ryanair también canceló sus cuatro conexiones internacionales (dos llegadas y dos salidas de las rutas Granada-Milán y Granada-Bolonia).

Sin embargo, a última hora de la tarde sí que pudieron operar los dos últimos vuelos programados, con destino a Palma de Mallorca, que salió del aeródromo granadino a las 18:40 horas, y a Madrid, que despegó del Federico García Lorca a las 19:00 horas. De los 21 vuelos programados inicialmente para la jornada del sábado, por tanto, sólo se llevaron a cabo dos conexiones.

Así que, el balance de la segunda jornada de huelga de los controladores españoles impidió que aterrizaran en el aeropuerto de Granada alrededor de ocho llegadas, mientras que otras once salidas se quedaron en suelo granadino. En total, en lo que ha durado la huelga salvaje de los controladores aéreos -que no fue secundada por los del aeropuerto de Granada, que continuaron en sus puestos- se ha saldado con la cancelación de 25 vuelos en menos de 48 horas. Durante la primera jornada de la huelga se suprimieron seis vuelos (dos salidas y cuatro llegadas de Madrid y Barcelona), que se sumaron a las 19 cancelaciones de ayer.

Para la jornada de hoy, según informó Aena, están programados 14 vuelos con origen o destino en el aeropuerto granadino. Sin embargo, a pesar de la apertura del espacio aéreo y de la vuelta al trabajo de los controladores, hasta hoy mismo no se podrá saber si el aeropuerto vuelve a la normalidad. Todo dependerá de la reorganización de conexiones que lleven a cabo las distintas compañías aéreas y de que los controladores no decidan reanudar su protesta.

Sin embargo, pese a la elevada incidencia de la huelga de controladores en el tráfico aeroportuario, el sector turístico de la provincia no se vio tan perjudicado como cabría esperar. El hecho de que la mayoría de los visitantes que llegan hasta Granada lo hagan por carretera, sumado a que la terminal de Chauchina no soporta una afluencia de pasajeros espectacular, ha librado en buena medida a Granada de sufrir los terribles efectos que sí que han dado al traste con el puente turístico de otras provincias como Málaga o Sevilla.

El vicepresidente de la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada, Francisco Ruiz, aseguró que la huelga de controladores y sus efectos "va a afectar al sector, aunque la gran mayoría de los visitantes no lleguen por vía aérea". En primer lugar, porque en alguno de los vuelos cancelados que tendrían que haber llegado a Granada seguro que había más de un turista. Y, en segundo lugar, por "la imagen que se está dando al resto del mundo, que no es la mejor para un sector que se está convirtiendo en el sustento de la economía y que no viene en el mejor momento". Pese a que hasta que finalice el puente de la Constitución será difícil conocer a ciencia cierta las repercusiones económicas de las cancelaciones de vuelos, el vicepresidente de la Federación de Hostelería adelantó que sólo se habían registrado algunas cancelaciones puntuales. "Pero me preocupa, más allá de las estancias perdidas, la imagen al exterior, los problemas que va a generar de cara al futuro", explicó Ruiz.

El delegado provincial de Turismo, Comercio y Deporte, Alejandro Zubeldia, confirmó que, puesto que los vuelos a Granada son relativamente escasos, la incidencia de la huelga de controladores y de los vuelos suprimidos no ha sido demasiada. "No nos ha afectado mucho, puesto que la principal vía de acceso a la provincia es la carretera", indicó Zubeldia, que no por ello dejó de "lamentar la actuación de una banda de privilegiados". Pese a todo, como indicó Zubeldia -que animó a los potenciales visitantes a no desistir y a viajar a Granada-, ni la Alhambra ni Sierra Nevada sufrieron ayer visiblemente las consecuencias de la huelga.

Quien sí cuantificó las pérdidas fue la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, que en toda la comunidad registró un quebranto económico de 96.000 euros. Según explicó el presidente de la Federación, Miguel Ruano, en Granada las pérdidas ascendieron a 6.000 euros, aunque fueron mucho mayores en provincias como Málaga y Sevilla, donde alcanzaron los 40.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios