El alcalde quiere actuar en el Bajo Albaicín con un modelo similar a Santa Adela

  • Torres Hurtado asegura que el proyecto sería una de sus "grandes ilusiones" para desarrollar en este mandato

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, considera necesaria una "rehabilitación integral" del Bajo Albaicín, que podría ser "similar a la actuación en Santa Adela", realojando a los inquilinos de las viviendas mientras se acometiese la reforma y vendiendo los aprovechamientos restantes.

Esa es, a su juicio, "la única solución posible" para la zona de calle Elvira, que se sitúa paralela a la Gran Vía y que está muy deteriorada con respecto a ésta. En una entrevista concedida a Europa Press, el primer edil señaló que para llevar a cabo dicha reforma tendrá que contar con la ayuda de otras administraciones como la Junta de Andalucía.

De hecho, según explicó, el pasado mes de julio, cuando el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, visitó Granada para entrevistarse con el alcalde, momento en el que se comenzaron a desbloquear proyectos para la ciudad, Torres Hurtado le instó a participar en el proyecto, que según afirmó, sería una de sus "grandes ilusiones" para este mandato.

En este sentido confió en que una vez se haya negociado con la Junta la puesta en marcha del futuro Plan General de Ordenación Urbana para Granada y ya que se ha llegado a un acuerdo en el trazado del metro, sea pronto cuando ambas administraciones puedan reunirse para comenzar la actuación.

Torres Hurtado apuntó lo "complicado" de la misma, ya que la mayoría de los edificios son propiedad privada, con lo que abogó por una reforma "no individualizada" y sí por bloques o, incluso, total de la zona de calle Elvira. En el Albaycín el alcalde planea además la construcción de nuevos aparcamientos y la reforma de la calle Pagés. Asimismo el equipo de gobierno pretende peatonalizar la Carrera del Darro "abriendo un poco" la calle San Juan de los Reyes, algo que, según el primer edil, "debe estar muy pensado porque es una zona muy sensible". De hecho los vecinos se han manifestado recientemente en contra de las obras proyectadas.

En el barrio del Sacromonte el equipo de gobierno prevé "una de las grandes obras de este mandato", que será la conexión de la barriada, declarada Patrimonio de la Humanidad, con el camino del Fargue y por detrás de la Abadía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios