El alcalde de Granada prohibirá el botellón los días 1, 2 y 3 de mayo

  • El alcalde de Granada, José Torres Hurtado emitirá un bando en el que prohibe el botellón los días 1,2 y 3 de mayo, días correspondientes a la celebración del día de la Cruz.

El Ayuntamiento de Granada prohibirá la celebración de botellones en toda la ciudad los días 1, 2 y 3 de mayo, coincidiendo con la celebración del Día de la Cruz, mediante un bando que impedirá el consumo de alcohol en la vía pública, que conllevará también el cierre del botellódromo.

Así lo ha anunciado hoy a los periodistas el alcalde, José Torres Hurtado (PP), en contestación a una nueva convocatoria de una web juvenil para celebrar un macrobotellón en Granada el Día de la Cruz, tras el "éxito" del celebrado el pasado 28 de marzo, que congregó en el botellódromo a unos 15.000 jóvenes.

"Hay gente que está empeñada en dañar a nuestra ciudad", ha lamentado el alcalde, quien ha señalado que, desde el Ayuntamiento "hemos conseguido controlar el botellón pasado, pero éste lo vamos a controlar mucho mejor".

En este sentido, ha anunciado, tajante, que "los días 1, 2 y 3 de mayo en Granada no habrá botellón, se va a prohibir, se acabó el intentar molestar a los granadinos".

Si bien ha lamentado "tener que prohibir a los jóvenes granadinos que puedan disfrutar de tomar una copita", ha matizado que "si los demás ciudadanos de España quieren convertir a Granada en la zona de consumo del alcohol, pues se va acabar".

El alcalde ha precisado que esos días "se cierra la ciudad al botellón", para lo que se emitirá un bando que prohibirá el consumo de alcohol en la vía pública y se clausurará el "botellódromo", espacio habilitado por el Consistorio para la celebración de este tipo de concentraciones, en aplicación de la Ley autonómica que las regula.

Torres Hurtado también ha pedido al subdelegado del Gobierno, Antonio Cruz, "el auxilio de los cuerpos de seguridad del Estado para completar a nuestra Policía Local".

Aunque ha reconocido que el botellódromo se habilitó para que se celebraran allí botellones, ha asegurado que "el Ayuntamiento tiene la habilidad de permitir que se consuma o no".

Ha subrayado que, después de que el Ayuntamiento decidiera suprimir las barras en la calle durante el Día de la Cruz "para tener un día tranquilo, no vamos a permitir que gente de fuera de Granada venga a intranquilizar a la sociedad granadina".

"Hasta que no consigamos una sentencia en donde nos den la razón en que convocar macrobotellones tiene un grave riesgo, seguiré recurriendo al único arma que tengo, que es prohibirlos", ha dicho el alcalde, en referencia al rechazo del recurso presentado por el Consistorio contra la anterior convocatoria de botellón.

Torres Hurtado ha recordado que en el anterior botellón hubo 15 comas etílicos, y en este sentido se ha preguntado "si alguno hubiera muerto, qué pasa".

Por último, ha reconocido estar "molesto" con la sentencia que permitió celebrar el anterior botellón, "porque me parece que no se ha analizado lo suficientemente como para saber qué perjuicios puede tener para las personas y los ciudadanos".

Al respecto, también ha dicho que "a veces los alcaldes necesitamos que nos echen una mano y en este caso no nos han ayudado, pero en fin, sabemos resolver nosotros los problemas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios