El alcalde devolverá la visita a Íñigo de la Serna en junio

  • Paco Cuenca presentará al ministro de Fomento su plan para el soterramiento del AVE en la Chana

Reunión en Granada entre el alcalde y el ministro de Fomento. Reunión en Granada entre el alcalde y el ministro de Fomento.

Reunión en Granada entre el alcalde y el ministro de Fomento. / álex cámara

La llegada del AVE a Granada requiere de viajes a Madrid en avión. El alcalde de Granada, Paco Cuenca, mantuvo ayer una conversación telefónica con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, para mantener un encuentro en la capital de España el próximo mes de junio en la que se abordará, entre otras cuestiones, el plan de soterramiento del tren a su entrada en Granada que está ultimando el Ayuntamiento de Granada y que se presentará en la próxima reunión de la Mesa por el Ferrocarril que aún no se ha convocado.

Este plan de soterramiento modifica algunos de los puntos que reflejaba el planteamiento del Ministerio de Fomento, con un coste de unos 100 millones de euros que no convenció a las plataformas por el ferrocarril porque mantenían el denominado como 'muro de la vergüenza' de la calle Jesse Owens de La Rosaleda. Una de las soluciones que plantea el Consistorio es situar el andén del AVE en el puente del Camino de Ronda, lo que supondría un notable ahorro al no tener que desviar el cauce del río Beiro, que discurre bajo las vías en la estación de Andaluces.

El Ayuntamiento tiene contacto diario con la oficina del secretario de Infraestructuras

Desde el Ayuntamiento se insiste en que se mantienen contactos a diario con la oficina del secretario de Estado de Infraestructuras, Manuel Miño, mientras que siguen sin tener respuesta oficial de la carta que el alcalde envió a Fomento a los pocos días de que el tren de lujo Al-Ándalus llegara a Granada haciendo uso de la línea de Moreda, lo que en su momento calificó como una "ofensa" ya que "niega" a Granada la reconexión ferroviaria por esta vía aludiendo a motivos "económicos y de complejidad".

De momento, el Ministerio de Fomento mantiene su cronograma para que la infraestructura esté terminada a finales de año y, después de un periodo de pruebas estimado en tres meses, el AVE pueda llegar a la ciudad en marzo de 2018. En este escenario, desde Marea Amarilla insisten en que el soterramiento será casi imposible porque los trabajos impedirían que los trenes llegaran a la estación de Andaluces, por lo que sería necesario habilitar un andén provisional antes de la entrada del tren en Granada. O eso o un nuevo aislamiento ferroviario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios