El alcalde inicia la campaña de presión a Fomento para desbloquear el AVE

  • Se cumplen 15 días sin novedades desde la reunión con el secretario de Infraestructuras

El Ayuntamiento no cesa en su lucha por la reconexión ferroviaria de la ciudad. El alcalde, Paco Cuenca, insistió ayer en la exigencia del equipo de gobierno por dar con una solución firme en las negociaciones que el Ministerio de Fomento mantiene con la empresa concesionaria de las obras en el tramo del AVE a su paso por Loja. El plazo máximo de 20 días impuesto al secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, está a punto de expirar sin que se conozca todavía novedad alguna al respecto. "Si no hay acuerdo quiero que me informen de forma inmediata de cómo van a resolver la reconexión ferroviaria", afirmaba Cuenca, "Granada no va a estar esperando dos años más de proyectos, licitación y trámites", sentenció.

En la tensa reunión celebrada hace dos semanas entre el alcalde y Gómez-Pomar, el regidor instó al secretario a "dejarse de demagogia y chorradas" y atajar de una vez por todas el bloqueo que dura ya catorce meses. Sin embargo, Granada tendrá que esperar aún para ver terminado el recorrido ya que la empresa concesionaria del tramo en Loja presupuestó la obra muy a la baja, y exige ahora al Ministerio de Fomento un coste añadido de más del 10% al total de los trabajos, algo ilegal.

Gómez-Pomar aseguró que mantendrían reuniones intensas para llegar a un acuerdo con dicha empresa y descartó la propuesta hecha por el Ayuntamiento de restablecer el servicio por la línea de Moreda, ya que el trayecto supondría un traslado de más de seis horas frente a las cuatro que tarda el actual trayecto en autobús hasta Antequera.

El Ayuntamiento se quedó atónito después de conocer que la ministra Ana Pastor había firmado un acuerdo con el gobierno de Ourense para construir su línea de AVE por una cifra que ronda los 100 millones de euros. Cuenca dirigió una carta a la ministra de Fomento en la que le exigía "una vez más" un trato firme y le hacía llegar su enfado al conocer que la negociación en Ourense sí que se había consolidado mientras que Granada no recibe el trato que merece por parte del gobierno central.

El ejecutivo hace oídos sordos a esta y otras reclamaciones mientras Granada sigue padeciendo las consecuencias de un bloqueo que hace inviable un tráfico fluido con el resto del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios