El alcalde solicitará reunirse con Interior por la antigua cárcel

  • PP e IU instan a negociar con el Gobierno para buscar otro solar al centro de inserción

El pleno del Ayuntamiento de Granada aprobó ayer con los votos a favor de PP e IU, que el gobierno municipal solicite la "inmediata paralización" de las obras que se llevan a cabo en la antigua Prisión Provincial por parte del Ministerio del Interior, al tiempo que se insta a concertar una reunión con Instituciones Penitenciarias para buscar una nueva ubicación al Centro de Inserción Social que se pretende construir en esa ubicación. La moción contó con el voto en contra del grupo socialista.

Según explicó la portavoz del grupo municipal de IU, Lola Ruiz Domenech, la moción venía a repetir lo que desde el Ayuntamiento al unísono se viene solicitando desde hace años, por lo que criticó que el PSOE haya "roto la unanimidad" que se mantenía hasta la fecha. El motivo que el PSOE dio en el pleno para votar en contra de la moción es que "Instituciones Penitenciarias tiene el derecho legítimo a construir en su parcela".

En la moción aprobada ayer se instaba a que las negociaciones que se establezcan entre el Ayuntamiento y el Ministerio del Interior tiendan a encontrar una nueva ubicación en un solar que "cumpla todas los condiciones que considere Instituciones Penitenciarias". Con eso se lograría, explicó Ruiz Domenech, que el solar que quede en lo que hoy es la antigua Prisión Provincial "se destine a equipamientos para el barrio, cumpliendo así con las viejas peticiones de los vecinos del Distrito Beiro" que se han manifestado en numerosas ocasiones contra la ubicación del Centro de Inserción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios