Tres alcaldes manifiestan su apoyo a los agricultores encerrados en Aldeire

  • El secretario andaluz de Unión de Pequeños Agricultores denunciará el caso ante la UE

Agricultores y representantes de la Unión de Pequeños Agricultores, UPA-Granada, mantenían ayer su sexto día de encierro indefinido en el Ayuntamiento de Aldeire, para exigir así "indemnizaciones justas" tras las expropiaciones de sus tierras para la ubicación de la central termosolar Andasol, actos a los que se une la huelga de hambre que iniciaron dos de ellos el jueves. Según informaron en un comunicado, los alcaldes de La Calahorra, Ferreira, Aldeire, el Presidente de la Mancomunidad de Municipios del Marquesado del Zenete, así como responsables del PSOE de Guadix mostraron ayer su "solidaridad" con los encerrados y coincidieron en la necesidad de buscar una salida urgente al conflicto.

Según el comunicado, el secretario general de UPA-Granada, Nicolás Chica, manifestó que la motivación de los huelguistas, "lejos de debilitarse, cada día recobra fuerza, a la vez que aclaró que es la única forma que les queda para conseguir una salida justa al problema".

El responsable de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, se personó ayer en el encierro para mostrar su "total solidaridad" con los agricultores y compartió la "necesidad" de llevar a cabo esta medida de presión, a pesar de que "la salud es el máximo patrimonio de la persona".

Rodríguez se ofreció a mediar en el conflicto y a trasladar a la Junta de Andalucía la situación de "injusticia" de la que están siendo objeto los agricultores, "propiciada" por la empresa Andasol. Igualmente, el dirigente afirmó que denunciará la situación ante Bruselas y preguntará si las ayudas que está recibiendo la empresa son compatibles con los "abusos" a los que se le está sometiendo a los agricultores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios