el coste de los políticos en la provincia

Cinco alcaldes superan la barrera de los 50.000 euros de sueldo

  • Los regidores de Granada, Armilla, Guadix, Almuñécar y Motril son los mejor pagados de la provincia, mientras que el de Alquife, sin dedicación, ganó 210 euros por dietas

A mayor número de habitantes, el pago del sueldo del alcalde resulta menos gravoso para cada bolsillo. A mayor número de habitantes, el pago del sueldo del alcalde resulta menos gravoso para cada bolsillo.

A mayor número de habitantes, el pago del sueldo del alcalde resulta menos gravoso para cada bolsillo. / álex cámara

Comentarios 1

Una norma no escrita es que los representantes públicos no deberían cobrar más que la presidenta de la Junta de Andalucía, que tiene un sueldo de 64.446 euros anuales. Los alcaldes de Granada se ciñen a esta horquilla y ninguno supera los emolumentos de Susana Díaz. El primer edil de la provincia con menos dificultades para llegar a fin de mes es Francisco Cuenca en la capital, con una retribución de 59.275 euros en 2016, según los datos publicados recientemente por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, aunque el alcalde de Granada podría ganar hasta 80.000 euros según fija la Ley de Reforma Local para las poblaciones de entre 150.000 y 300.000 habitantes. Si se establece una comparativa andaluza, Cuenca es el alcalde con menor retribución de todos los regidores de las capitales de provincia y gana 22.000 euros menos que el primer edil de Almería, que tuvo una asignación de su ayuntamiento de 82.402,20 euros anuales; el de Jaén, 72.723; 63.428 el de Málaga; la alcaldesa de Córdoba, 62.253; 61.103 euros en Huelva; y 60.920 euros el sevillano Juan Espadas. El alcalde de Granada está a la par con José María González Kichi en Cádiz, si bien éste no aparece en la relación del Ministerio porque su salario es de la Diputación de Cádiz: 4.352 euros brutos con 14 pagas.

En el siguiente escalafón en la provincia de Granada están la alcaldesa de Guadix Inmaculada Oria con 58.216; Trinidad Herrera en Almuñécar con 54.999 euros; Flor Almón en Motril con 52.999; y Gerardo Sánchez en Armilla con 50.470 euros. En el caso de Motril, con una población de más de 60.000 habitantes, la ley permite un máximo de 65.000 euros , con lo que Almón está 12.000 euros por debajo del tope. Para Almuñécar y Armilla le ley fija un tope de 55.000 euros, mientras que el caso de Guadix los datos están a falta de confirmación según especifica el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El resto de alcaldes de la provincia están en su mayoría entre los 20.000 y los 40.000 euros, cifra que en este segundo escalafón sólo superan los alcaldes de Churriana de la Vega (47.369), Maracena (46.238), Purullena (44.131), Huétor Vega (44.000) y Gójar (40.500), mientras que los regidores de Jun (39.999), Loja (39.546), Pulianas (38.999) y Otura (38.999) rondan esta barrera 'psicológica' de los 40.000 euros.

Según los datos recopilados en el Espacio ISPA, hasta once alcaldes de la provincia estuvieron sin dedicación y no cobraron absolutamente nada como retribución. Sólo lo hicieron por asistencias a plenos y otras percepciones, caso de los regidores de Alquife (210 euros), Beas de Granada (5.700), Cáñar (300), Dúdar (8.277), Escúzar (500), Ferreira (260), Huéneja (2.518), Huétor Santillán (3.699) , Ogíjares (6.250) o Cáñar (300). El alcalde de Güéjar Sierra, José Robles, percibió 3.000 euros, ya que sus emolumentos proceden de su cargo como diputado provincial por el PP.

Desde el pasado año, todos los consistorios están obligados a comunicar al Ministerio las retribuciones percibidas por los alcaldes, en el marco del control ejercido por Montoro sobre las cuentas de los ayuntamientos, algo que afecta a los suelos de los representantes locales. Y es que, gracias a la Ley de Transparencia, acceso a la información y buen gobierno, los ayuntamientos deben facilitar información de interés.

Aunque esta ley nació con vocación de obligatoriedad a finales de 2013, la realidad es que aún no trascienden los sueldos percibidos en el 100% de los casos, aunque es cierto que hay datos de una gran parte de los consistorios. Esta ley fija que los integrantes de los ayuntamientos con una población inferior al millar de habitantes no tendrán dedicación exclusiva. De este modo, para aquellos que tienen una dedicación del 75% se fija un sueldo de 30.000 euros; para los que cuentan con una dedicación del 50%, 22.000 euros, y para los que disponen de una dedicación del 25%, 15.000 euros.

En todo caso, uno de los pocos alcaldes a tiempo completo que podría calificarse como mileurista es el de Polopos, con una retribución anual de 12.386 euros. También están los regidores de Ferreira (260 euros), Soportújar (260) o Caniles (300), que no tienen dedicación y que no harán millonarios tras su paso por la política.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios