Las alianzas y la externalización, claves para sortear la crisis

  • Líder XXV o Poland Granada son dos de los mejores ejemplos de estas nuevas estrategias

La fuerza de la unión. Bajo esta idea, un total de 24 empresarios granadinos, apoyados por dos entidades financieras de la provincia, constituyeron en 2005 el holding empresarial Líder XXV, en el que participan algunas de las más importantes constructoras y promotoras de Granada, entre las que se encuentran la Corporación García Arrabal, Garasa Holding Empresarial, Comarex, el grupo Fajisa (Projimosa), José Julián Romero Consulting y La Sabika Promociones.

"Todo el proceso de diversificación de Corporación García Arrabal ha estado muy apoyado en la creación de alianzas con otras empresas, como Líder XXV, para la incursión en otros sectores estratégicos como las energías renovables o la biotecnología, o como Poland Granada, para la salida a mercados internacionales emergentes, como los Países del Este", señalan desde el grupo empresarial.

Y es que no todo en el mundo de los negocios tiene que ser competencia empresarial. La unión de fuerzas puede ofrecer, en muchos sentidos, más beneficios que la lucha individual. Y el caso del holding empresarial granadino Líder XXV, es paradigmático. Todas las sociedades y grupos de empresas que participan en Líder XXV han tomado parte de varios proyectos que poco tienen que ver con sus negocios originales. Así, entre las principales iniciativas de la sociedad se encuentra la de Enersolar, que prevé la puesta en marcha de una planta fotovoltaica en la zona de Darro; la empresa de exportaciones e importaciones Gecom; la sociedad de fabricación y distribución de medicamentos genéricos Lipharma; y la participación en la primera empresa biotecnológica que ha iniciado su actividad en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud, Lorgen.

Otro buen ejemplo es la sociedad de inversión Poland Granada, en la que, además de muchos de los miembros de Líder XXV, participan otras constructoras y promotoras de la provincia. La sociedad se constituyó el pasado mes de mayo para probar suerte en el mercado inmobiliario polaco, donde, puesto que la oferta apenas llega a cubrir la demanda de viviendas, las constructoras granadinas pueden encontrar grandes oportunidades de negocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios