Un andamio de una obra cae sobre el edificio del Banco de España

  • El desplome no causa heridos, pero Urbanismo expedienta a la empresa y estudia si el inmueble ha sido dañado

Detuvo su caída el edificio que en su día ocupó el Banco de España. De lo contrario, las consecuencias podrían haber sido peores. Un andamio de grandes dimensiones instalado en el número 20 de la Gran Vía, donde se está rehabilitando un inmueble para que albergue un hotel de cinco estrellas de la cadena Fontecruz, se desprendió parcialmente sin causar daños personales. La estructura ha quedado apoyado sobre el edificio del Banco de España, desocupado. Probablemente fue el viento el que provocó el accidente durante la madrugada del martes al miércoles.

Pero no fue hasta bien entrada la mañana de ayer cuando se adoptaron medidas para evitar riesgos para los que pasaran por allí. De hecho, hasta más allá de las once continuó abierto al público un quiosco de prensa situado justo debajo del hotel en construcción. La zona quedó acordonada -unas labores en las que participaron policías locales y los propios trabajadores de la obra- y se inhabilitó un tramo del único carril de la Gran Vía en dirección a los jardines del Triunfo, lo que provocó las lógicas retenciones de tráfico.

Parece claro que se tardó en reaccionar, habida cuenta de que, aunque el Servicio de Emergencias 061, 112 y los Bomberos de Granada recibieron a las nueve de la mañana comunicación sobre estos hechos, las mecionadas medidas para regular el tráfico y garantizar la seguridad tardaron dos horas en llegar.

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada abrió ayer mismo expediente disciplinario y se ha dirigido a la empresa constructora y a su responsable de seguridad para determinar si el desplome se produjo únicamente a causa de las condiciones climatológicas o si el andamio estaba mal anclado. Asimismo, Urbanismo encargó a un inspector técnico que verifique si el edificio del Banco de España sufre algún daño estructural.

En este mismo hotel, el pasado 26 de noviembre, un obrero resultó herido en las piernas al caer desde una altura de unos cuatro metros cuando trabajaba en las obras de construcción. Era el segundo siniestro laboral ocurrido durante la construcción de este establecimiento, ya que en diciembre de 2006 otro obrero resultó herido grave al caer, precisamente, desde el andamio en el que trabajaba, sin arneses, en la rehabilitación de la fachada del edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios