Diez años en el camino de Hirschfeld

  • La Asociación Cultural Karl Rahner, que celebra su primera década de vida, dedicará sus foros a "la lucha por un mundo mejor" Fue impulsada en Granada por un jesuita y cuenta ya con 60 socios por todo el país

La Asociación Cultural Karl Rahner, que celebra este año su X aniversario, ha diseñado ya su programa de actividades de cara al próximo curso. La entidad, que preside desde hace un año Antonio Gavilán, volverá a celebrar sus foros, que tendrán como eje vertebrador "la lucha por un mundo mejor" y que contará con entidades que trabajan en diversos campos contra la marginación social.

Aunque nació y tiene su sede en Granada -se ubica en el Centro Universitario Francisco Suárez, que se encuentra en el número 65 de la calle Elvira-, sus socios están repartidos por toda España. Actualmente cuenta con unos 60 integrantes, casi el doble de miembros que cuando se fundó.

Su creación se produjo en junio de 2006 de la mano de Carlos García Hirschfeld, un jesuita con una visión del cristianismo abierta al mundo, lejos de los dogmatismos y con espíritu crítico. "Sus reflexiones siguen teniendo vigencia en el siglo XXI", enfatiza por su parte Nieves García, vocal de la asociación, cuyo origen está en el Servicio de Orientación y Acogida Universitaria, impulsado por el religioso en los años 70.

"Es una asociación que trata de buscar respuestas a los problemas del mundo, teniendo en cuenta nuestra dimensión cristiana. Estamos convencidos de que el cristianismo tiene que decir algo en el mundo de hoy", añade Gavilán, al tiempo que recalca que "nos preocupa cuando las respuestas que oímos desde la Iglesia son muy conservadoras" , pues "no hay que dar respuestas de ayer a los problemas de hoy".

Otra de las actividades del programa, que habrá ahora de ratificar la asamblea de la asociación en septiembre, son las publicaciones. De hecho, el principal objetivo del colectivo es mantener vivo el espíritu del jesuita mediante la revisión y publicación de escritos suyos que no han sido publicados". De momento, la asociación ha visto la luz Tiempo y lugar a Dios, del que ya preparan la tercera edición.

Para el año que viene, proyecta, igualmente, la edición de otro libro sobre la increencia, "pues siempre nos hemos movido con la dificultad de diálogo con los no creyentes". También quieren publicar las moniciones de entrada a la Eucaristía que dejó escritas Hirschfeld.

Junto a ello, continuarán organizando, una vez al trimestre, los llamados Jueves Culturales, a través de los que abordan, con voces autorizadas, asuntos de interés que preocupan actualmente. El curso pasado, por ejemplo, se impartieron en el marco de este ciclo las charlas La escuela de la diferencia: experiencia islamo-cristiana en Argelia o ¿Es posible la reconciliación entre agresores y víctimas en delitos del terrorismo?, con las intervenciones de José María Cantal y del profesor de Derecho Penal Julián Ríos, respectivamente.

José Eduardo Muñoz, Miguel Vilches y Julia Carabaza han sido los presidentes anteriores de esta asociación, que toma su nombre del teólogo alemán Karl Rahner, que participó en el Concilio Vaticano II. Los precursores del colectivo, que tiene las ventanas abiertas al diálogo, fueron además de Hirschfeld, Jesús García Alcántara y Dolores Álvarez 'Lolín'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios