Los aparcamientos obligan a revisar la reforma del eje Palencia-Arabial

  • El proyecto incluye la pérdida de unas 140 plazas de parking, a lo que se niegan los vecinos

La comisión para analizar el proyecto se reunió en el Salón de Plenos. La comisión para analizar el proyecto se reunió en el Salón de Plenos.

La comisión para analizar el proyecto se reunió en el Salón de Plenos. / r. g.

La reforma del eje Palencia-Arabial ha vuelto de nuevo 'a los corrales' para intentar buscar solución a uno de sus aspectos más polémicos: la supresión de plazas de aparcamiento en el último tramo de Arabial. Ayer los técnicos municipales y el concejal Miguel Ángel Fernández Madrid explicaron el proyecto de reforma del eje a representantes vecinales y oposición.

Al final se acordó que se revisará el último tramo del proyecto tras la negativa de los vecinos a que se pierdan aparcamientos. El proyecto elaborado por los técnicos supone la eliminación en la zona de unas 140 plazas de parking, un cambio que no ha pasado el escollo de exposición a los representantes vecinales y a la oposición, que piden que no se pierdan tantas plazas de aparcamiento, lo que afectaría a vecinos y comerciantes. Este problema de los aparcamientos afecta sobre todo al último tramo del eje, a la calle Arabial a partir de Neptuno. En la zona anterior y resto de calles, desde el inicio de la reforma en calle Palencia, se mantienen casi los mismos, por lo que no habría obstáculos al proyecto en esos tramos.

El equipo de Gobierno presentó ayer el plan a vecinos y oposición pero se volverá a revisar

Según confirmó ayer el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández Madrid, "lo vamos a revisar para incluir más aparcamiento y ver cuántas plazas se ganarían suprimiendo arbolado", explicó tras la reunión. Y es que el proyecto incluía más árboles en cumplimiento de la normativa europea y la tendencia a aumentar el arbolado y zonas verdes en las ciudades. Ese arbolado sería nuevo en sustitución del existente y se plantaría más alejado de la línea de fachada de los edificios al aumentar la anchura de las aceras, solucionando así las quejas vecinales que había por el inconveniente del porte de los árboles junto a sus fachadas.

Ahora, los técnicos tendrán que ver cuántos aparcamientos se pueden ganar eliminando árboles para conseguir un mayor respaldo en esa zona de la obra. Pero lo que también se puso sobre la mesa en la reunión es que las ciudades tampoco pueden volver a las planificaciones de décadas atrás por el cambio de normativas y estilos de vida.

Cuando se realice esta modificación tendrá que darse vía libre ya al proyecto, que lleva más de un año en elaboración y no se quiere retrasar ya más. Con todo, no comenzarían las obras hasta mediados de 2019.

En el nuevo eje Palencia-Arabial se modificarán las aceras, que serán más anchas (unos 4 metros) y se contará en la mayoría del recorrido con 2 carriles en un sentido y uno en otro, excepto en Arabial a partir de Neptuno, que se contará con dos carriles en cada sentido por recomendación de Movilidad al estar junto a zona de salida de autovía.

Los carriles contarán con lo que se ha llamado ciclovía, que es un carril para autobús y bicicleta sin diferenciación de calzada. Es decir, un sistema similar al de Manuel de Góngora pero sin que ese carril reservado cuente con una separación por bordillos del resto de la calzada. En esta ciclovía la velocidad máxima será de 30 kilómetros por hora.

La reforma del eje estará sufragada por la Junta de Andalucía al estar incluidas en las actuaciones complementarias del Metro y constará de siete tramos para realizar las intervenciones de forma escalonada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios