La menor apuñalada declara que se citó con su expareja para zanjar la relación

  • La Policía habló con la chica la semana pasada en el Hospital Materno Infantil, donde permanece ingresada

La chica fue encontrada herida en una casa en obras del Cerrillo de Maracena. La chica fue encontrada herida en una casa en obras del Cerrillo de Maracena.

La chica fue encontrada herida en una casa en obras del Cerrillo de Maracena. / carlos gil

La menor de 14 años que fue encontrada herida por apuñalamiento el pasado 29 de agosto en una casa en obras del Cerrillo de Maracena ya ha declarado ante la Policía, aunque lo ha hecho en el Hospital Materno Infantil, donde permanece ingresada. La chica confirmó que el autor de la agresión fue el hombre de 27 años que fue detenido por estos hechos y que había sido su pareja. De hecho, aquel día fatídico accedió a quedar con él para zanjar definitivamente esa relación que ella ya había tratado de dejar ese mismo mes, según la versión aportada.

La Policía que investiga este asunto se desplazó el pasado 12 de septiembre hasta el hospital donde esta chica se recuperaba de la intervención quirúrgica a la que tuvo que ser sometida por la veintena de heridas incisas producidas por el arma cortante que el agresor utilizó.

Durante su declaración, la menor aportó detalles precisos sobre sus recuerdos de aquel día, de la relación que había mantenido meses atrás con C.C.A. -un hombre de 27 años que trataba a través de las redes sociales- y aseguró haber sentido miedo de su expareja.

El joven investigado se encuentra en prisión provisional sin fianza por la presunta comisión de los delitos de homicidio en grado de tentativa y agresión sexual. Esta última imputación se le atribuyó desde el principio, sobre todo, por el estado en el que se encontró a la víctima, que estaba medio desnuda. La menor constató en su declaración que fue despojada de sus ropas por el presunto agresor antes de sentir los primeros pinchazos, que recibió tanto en la espalda como en el tórax.

Según la declaración de la chica a la Policía, que fue remitida al Juzgado, la ruptura de la relación que ella había propiciado en agosto enfadó a su expareja, que el día de la agresión se mostró celoso hasta el punto de hacerle reproches sobre supuestas relaciones con otras personas.

La menor atacada y el detenido iniciaron una relación sentimental a partir de enero, que habría durado hasta agosto pasado, pese a la absoluta oposición de su madre, que llegó a denunciar al hombre que mantenía ese noviazgo con su hija, menor de edad.

El Juzgado llegó a establecer una orden de alejamiento que, al menos el día de la agresión, el investigado habría incumplido. Por eso otro de los delitos que se le imputan es el de quebrantamiento de la medida cautelar.

Según fuentes de la investigación, la menor declaró que ambos habían seguido en contacto a escondidas de su madre a través de la red social Instagram, para lo cual utilizaba un aparato electrónico de su progenitora.

El día 29 de agosto, la chica estaba con su madre en el trabajo de ésta. Ambos establecieron contacto del modo habitual y ella decidió encontrarse con su agresor con la intención de zanjar por completo esa ruptura, según su relato. Pero el hombre se mostró violento, ella asegura que tuvo miedo y acabaron en la casa abandonada a medio construir del Cerrillo de Maracena. La menor describió a la Policía los detalles de la agresión hasta donde fue consciente, por la gravedad de sus heridas.

La chica pasó horas abandonada por su agresor en muy mal estado y sus lamentos alertaron a los vecinos por la mañana. C.C.A. fue detenido y enviado a prisión por el juez de guardia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios