El viento tumba árboles en toda la provincia y un niño resulta herido al golpearle una rama

  • El 112 registró caídas de árboles en toda la provincia y sólo hubo un sótano inundado en Baza

El fuerte viento que sopla en toda la provincia desde la noche del miércoles dejó ayer numerosas salidas por incidencias pero ninguna de gravedad. Las consecuencias de las fuertes rachas fueron caídas de árboles y ramas y de algunos contenedores.

Según el 112, cayeron árboles en la A-323 a la altura de Píñar, en la A-4154 en Loja, en la A-402 por Alhama de Granada y en Dúdar. Los árboles obstaculizaron las calzadas pero fueron retirados entre bomberos y cuerpos de seguridad.

Ramas caídas hubo en la carretera entre Pulianas y Peligros, en Cenes de la Vega, en la A-336 en Íllora, en la A-44 a la salida de Maracena y en la capital, donde se produjo el único daño personal por el viento. Así, según el 112, una rama que cayó dio a un niño de 14 años, que iba acompañado de su madre, en una pierna. Fue en la calle Cruz de Piedra. El menor tuvo que ser trasladado hasta el hospital pero no hizo falta un traslado en ambulancia sino que lo llevó una patrulla de la Policía Local que acudió al lugar.

En otros puntos como Guadix, los bomberos recibieron numerosas llamadas, la mayoría por caídas de árboles y ramas tanto en ramblas como en otras vías, como el camino de Lugros. Según el jefe de los bomberos de Guadix, Miguel Ángel Puertas, se atienden todas las llamadas y se mantiene la alerta ante nuevas incidencias.

Otras salidas fueron para retirar contenedores en Baza y Motril.

Protección Civil de Monachil también estuvo en alerta e intervino, principalmente en Sierra Nevada. Entre otras actuaciones, actuó al desprenderse una cubierta metálica en Pradollano.

En cuanto a la lluvia, sólo hubo una incidencia destacada, la inundación de un sótano en Baza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios