Los artistas creen que la Junta "debería implicarse"

  • Recuerdan que el Guerrero no es sólo una colección de obras, sino un espacio y una programación

Comentarios 1

Joaquín Peña-Toro, uno de los miembros de la Plataforma Por el Centro Guerrero, manifestó ayer que la Junta "debería implicarse" para resolver el caso Guerrero, después de que el delegado de Cultura, Pedro Benzal, haya asegurado que su administración "no pinta nada" en el conflicto y que no está en condiciones de comprometer su adhesión a un proyecto conjunto si no es el propio consejero, Paulino Plata, el que así lo determina.

Bajo el punto de vista de Peña-Toro, la administración autonómica, como cualquier otra que se precie, "debería hacer política", o lo que es lo mismo, "ser profesional de la política y resolver los problemas que la ciudad tiene". Más aún en este caso, consistente en no perder algo que ya está aquí: "no se trata de traer un espacio escénico o algo totalmente nuevo a la ciudad, sino de conservar lo que ya tenemos, lo que será más barato que afrontar nuevas iniciativas", señaló el artista.

En cuanto al ofrecimiento del Ayuntamiento, valoró de forma positiva la preocupación de esta administración por que el legado de Guerrero permanezca en la ciudad, si bien precisó que el Guerrero no es estrictamente la colección de 60 cuadros, sino, además, un edificio construido especialmente para esos cuadros y para el centro cultural.

"El Centro Guerrero no es sólo una colección. Tampoco es un museo. Es un centro vivo, un modelo de gestión, con una programación y actividades albergadas bajo el paraguas del prestigio del nombre de Guerrero", explicó.

Por ello, el objetivo no es mantener 60 objetos, que por supuesto son excepcionales, sino "salvar todo el proyecto de una generación de granadinos que quiso que Granada tuviese un papel prominente en la cultura contemporánea".

En la misma línea se mostró ayer Juan Vida, si bien también valoró que la familia Guerrero "no aceptará la propuesta" del Ayuntamiento porque, según argumentó, los herederos "quieren mantener el local" y, ademas, "bajo la misma dirección, que ha sido cesada". Este último asunto es, según apuntó, "el verdadero caballo de batalla".

Bajo su punto de vista, una de las ofertas de la Diputación, la consistente en el mantenimiento del local y de su equipo direccional con la participación económica de otras administraciones, es una buena opción, si bien ve "difícil" que se lleve a cabo con las elecciones a la vuelta de la esquina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios