comisión de expertos Técnicos municipales y de Patronato valoran la propuesta para conectar el monumento con la ciudad

El túnel y el ascensor a la Alhambra pondrían en riesgo su valor patrimonial

  • La directora del Patronato asegura que la conexión mecánica atentaría contra la "autenticidad" del recinto · El alcalde insiste en la importancia del nuevo acceso para el turismo · Los técnicos piden más información y se citan el próximo día 26

Comentarios 15

Antes de que se haya comenzado a redactar el informe sobre la viabilidad de conectar la ciudad y la Alhambra con un túnel y un ascensor ya hay "peros" al respecto. Las palabras de la directora del Patronato de la Alhambra, Mar Villafranca, aludiendo a los "serios problemas patrimoniales" que puede tener el proyecto, vislumbran que el dictamen puede ser más negativo que positivo, aunque el "no" definitivo no está dado y los integrantes de la comisión técnica creada para ello aún no se han pronunciado.

Los expertos se reunieron ayer por primera vez y mantuvieron cuatro horas de debate en las que ya se avanzaron varias conclusiones. La primera, que es necesario y obligado estudiar una nueva forma de comunicación entre la ciudad y la Alhambra, ya que la forma presentada en 1999 a través de un funicular no llegó a buen puerto. La segunda, que es preciso potenciar el beneficio de las sinergias entre la urbe y el monumento ya que, del total de turistas que visitan la Alhambra, sólo el 20% supone un impacto en la ciudad. Por último, se estudiarán las dos propuestas presentadas por el Ayuntamiento y se hará una valoración.

Para sustentar sus conclusiones, los técnicos han solicitado información relativa a los flujos turísticos y sociológicos del monumento y de la ciudad; un estudio arqueológico desde el Rey Chico hasta el Puente de El Cadi; informes geotécnicos que expliquen los movimientos de tierras que hay en la ladera a estudiar (la del Paseo de los Tristes) y, por último, información de expertos ingenieros que confirmarían -o no- si en la zona se podrían instalar túneles o algún tipo de elemento mecánico.

La idea, tal y como explicó a Granada Hoy uno de los técnicos municipales, es ir avanzando por pasos. "Dependiendo de los escalones que vayamos subiendo se avanzará o no. Si los geólogos nos dicen que técnicamente el proyecto es imposible, se para. Si nos dan el sí, se pasará al plano de la ingeniería, después al patrimonial y de impacto y, por último, al sociológico".

La próxima cita de la comisión será el 26 de octubre pero, hasta la fecha, los que sí emitieron sus valoraciones y consideraciones fueron los responsables de las dos instituciones.

La directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Mar Villafranca, volvió a insistir en la idea del valor patrimonial. "La clave de la cuestión no se refiere a si es técnicamente viable construir éste u otro medio mecánico -que con los avances de hoy en día sería posible-, sino de que este elemento no agreda los valores por los que en su día la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad, como la autenticidad.

Evidentemente, la respuesta del alcalde era lógica. "Lo primero es analizar la viabilidad del proyecto ya que "si nos dicen que al hacer el túnel se nos cae la Alhambra encima la propuesta se olvida". Aun así, el regidor expresó que el solo hecho de reunirse y debatirlo ya es importante teniendo en cuenta lo delicado que es hacer un acceso mecánico en la zona.

Desde el Patronato, insisten en que son conscientes de que los lugares patrimoniales deben favorecer el desarrollo de su entorno pero también mantener los tradicionales, evidentemente, la convivencia de unos con otros no es sencilla. "Todo esto hace que operar en la Alhambra sea difícil pero aún así se siguen estudiando alternativas. Algo que evidencia que el monumento no vive de espaldas a la ciudad", subrayó la directora.

Un aspecto en el que no está muy de acuerdo Torres Hurtado, que precisamente ha llevado esta propuesta sobre la mesa para "retener" a los visitantes.

La propuesta del Ayuntamiento de Granada es clara: consiste en construir un sistema de túneles y un ascensor mecánico que partirían desde el barrio del Albaicín, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, hasta llegar al recinto nazarí.

El proyecto incluye dos enclaves diferentes para situar este acceso. El primero parte del Paseo de los Tristes, a la altura del Puente de las Chirimías, junto al Hotel Reuma, desde donde se crearía un túnel que recorrería la colina de la Alhambra mediante cintas transportadoras que llevarían hasta al citado ascensor, el cual subiría unos 64 metros hasta alcanzar el Patio de los Aljibes.

Y la segunda parte de la Carrera del Darro, a la altura del Puente de Espinosa, desde donde sale un túnel que se extendería hacia fuera de las murallas del recinto nazarí, lo que supondría más facilidades desde el punto de vista arqueológico. Desde ahí, el turista cogería un ascensor para llegar a la Puerta de las Armas. La idea es acondicionar una zona de paseo desde aquí hasta la Plaza de los Aljibes y poder así acceder al monumento.

Según se explicó en su día, los túneles contarían con dos cintas transportadoras y tendrían una extensión de unos 92 metros en la primera alternativa y de unos 113 metros en la segunda, con un ancho de siete metros y una altura de 4,5 aproximadamente. Por su parte, el ascensor tendría capacidad para medio centenar de personas.

Esta iniciativa fue presentada hace casi un año al Patronato de la Alhambra y el Generalife y está presupuestada en cuatro millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios