El dueño de una atracción de feria fallece al caer de un poste tras sufrir un infarto

  • El hombre, de 43 años y natural de Lucena, manipulaba el cuadro eléctrico para restablecer la luz en su caravana cuando se sintió mal y cayó desplomado sin que la reanimación le devolviera el aliento

Cierre negro del Corpus granadino. Un accidente mortal dejaba sin aliento en la mañana de ayer a un ferial que se despedía resacoso de la capital tras siete días de fiesta y bullicio. Un hombre de 43 años y oriundo de Lucena perdía la vida tras sufrir un infarto justo cuando manipulaba el cuadro de luces de un poste de la luz.

Un sargento de Bomberos que intervino en su reanimación, que duró más de treinta minutos, explicó que el hombre, de iniciales F. P. P. y propietario de una de las atracciones instaladas en el recinto, necesitaba luz para su caravana y como ya estaban desconectados los servicios eléctricos, el trabajador se subió al poste, situado a una altura de 3,80 metros.

Según su relato, justo cuando le quedaban un par de escalones por bajar, cayó desplomado tras sentir que le fallaban las fuerzas. Eran aproximadamente las 13:00 horas de un fatídico lunes que decía adiós a un Corpus con una tragedia imposible de olvidar.

Tras ser alertados, una unidad de Bomberos llegó en cuestión de minutos al lugar de los hechos e, inmediatamente, trataron de reanimarlo. También acudieron al lugar el 061 y miembros de la Policía Local. Pero los servicios sanitarios, que llevaron una ambulancia y una unidad móvil no pudieron hacer nada por su vida a pesar de que inyectaron a la víctima varias dosis de adrenalina y, además, le practicaron dos desfibrilaciones. "A veces recobraba el pulso y respiraba por sí mismo, pero luego volvía a perder el hilo de vida", comentaba el sargento de Bomberos.

Ahora la Policía Local se ha hecho cargo de la investigación, que en principio apuntaba a una posible descarga eléctrica, y no descarta cualquier otro extremo hasta que se le practique la autopsia al cadáver, según indicó el portavoz de este Cuerpo, Juan Manuel Fernández.

El cuerpo sin vida de este vecino de Lucena permaneció en el recinto de Almanjáyar hasta la llegada del forense y el juez de guardia, que decretó su levantamiento y traslado al Instituto Anatómico Forense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios