El aumento de la morosidad dispara los embargos a empresas un 63%

  • En el último año, 2.895 negocios granadinos se han visto afectados por retenciones de bienes · El último informe de Axesor indica que sector del ladrillo concentra el 42% de los embargos registrados

La falta de liquidez, los problemas de financiación y el aumento de la morosidad han pasado factura a las empresas de la provincia a lo largo de 2008. Además del descenso de la constitución de nuevas sociedades mercantiles y del considerable crecimiento del número de disoluciones, la crisis ha disparado los embargos judiciales dictados contra empresas granadinas. En el último año, según la información facilitada por Axesor -firma granadina de servicios e información empresarial a través de internet-, 2.895 empresas de la provincia se han visto afectadas por embargos. El año anterior, esta cifra apenas alcanzó las 1.780, lo que significa que en los últimos doce meses la precaria situación económica ha disparado los embargos un 63%.

En realidad, las consecuencias de la crisis sobre la morosidad de las empresas granadinas ya comenzó a traducirse en un aumento del número de embargos en 2007. El total de negocios cuyos bienes fueron embargados en 2007 -1.780- duplicó al registrado el año anterior, cuando la cifra de empresas embargadas no superó las 804.

El aumento de las retenciones de bienes a empresas registradas en la provincia está muy por encima de la media andaluza, donde el número de empresas afectadas apenas ha crecido un 35%. La media de crecimiento nacional ha sido del 15%, aún menor que la andaluza.

Según el informe realizado por Axesor, las empresas relacionadas con el sector del ladrillo han sido las principales perjudicadas por los embargos. Las sociedades pertenecientes a los sectores de la construcción y de las actividades inmobiliarias han concentrado 1.216 de los embargos a empresas registrados en 2008. Es decir, un 42% del total. Además, los embargos de bienes a las firmas dedicadas a estas dos actividades han aumentado considerablemente en el último año. Los embargos a empresas de la construcción han aumentado un 52%, pasando de los 379 que se registraron en 2007 a los 575 de 2008. Por su parte, las retenciones de bienes a empresas dedicadas a actividades inmobiliarias se han disparado un 86% en el último año, ya que a lo largo de 2008 se realizaron embargos sobre 641 empresas del sector, frente a las 344 del año anterior.

Según el informe de Axesor, el comercio ha sido el otro sector más perjudicado por la morosidad y, por tanto, por los embargos. En 2008 se han retenido bienes a 415 empresas dedicadas al comercio al por mayor o al por menor, lo que supone un crecimiento del 67,3% respecto a 2007.

"La contracción del consumo doméstico, las dificultades de acceso a la financiación por parte de las empresas y el desplome de la actividad en sectores clave como la construcción han provocado un incremento en el número de embargos sufridos por las sociedades mercantiles", señaló el director de Comunicación de Axesor, José Manuel Marín. Además, el responsable de la empresa granadina añadió que "los próximos trimestres serán decisivos para evaluar los impactos que la falta de liquidez y el aumento de la morosidad provocan en las empresas españolas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios