La basura acumulada en la huelga tardará un mes en tratarse

  • Trabajadores y empresa ratifican hoy el acuerdo que pone fin al conflicto laboral

Comentarios 2

Aunque los trabajadores de los vertederos volvieron al trabajo el pasado miércoles, tras la firma del acuerdo con Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) -empresa concesionaria del servicio de reciclaje-, la normalidad está aún lejos de implantarse en las plantas de tratamiento de la provincia.

Según indicó el responsable de Producción de FCC, Javier Irigoyen, la empresa necesitará en torno a un mes para reciclar las 50.000 toneladas de basura que se han ido acumulando en los vertederos y plantas de reciclaje durante los 45 días de huelga. "Para final de abril esperamos tener regularizada la situación", explicó Irigoyen, un plazo que según los trabajadores podría alargarse medio mes más del previsto por FCC, según los cálculos del presidente del comité de empresa, Antonio Jesús Jaime.

Tampoco hay mucho consenso entre trabajadores y empresa en cuanto a qué porcentaje de la basura almacenadas podrá ser reciclada y tratada; mientras que FCC mantiene que prácticamente la totalidad de los residuos será reciclada -excepto aquellos que estén "muy putrefactos", según mantuvo Irigoyen-, los empleados afirman que la basura con más de dos días ya no puede ser tratada.

Sea cual sea el destino de las toneladas de residuos -tratamiento o enterramiento-, la empresa contratará camiones bañera pues, según justificó el portavoz de FCC, el transporte de los residuos desde los vertederos a las plantas de reciclaje mediante los camiones habituales de recogida de basura se convertiría en un proceso muy lento, aunque "se potenciará el uso de los vehículos propios".

Asimismo, FCC no descarta que los trabajadores tengan que realizar horas extraordinarias o incluso contratar a personal externo para que el volumen de basura contenida en los vertederos granadinos sea el habitual (en torno a un millón de toneladas diarias).

De hecho, la empresa ha adelantado a los trabajadores 1.400 euros como anticipo, según aseguró Irigoyen, que serán descontados del salario, los días de descanso o las horas extra de los operarios. Una ayuda económica muy bien recibida por los trabajadores que han pasado un mes y medio sin obtener ingresos como consecuencia de la huelga, salvo los percibidos por los servicios mínimos.

En concreto, un peón diurno percibió poco más de 350 euros durante el paro laboral por los 12 días de servicios mínimos, dejando de ingresar algo menos de 1.000 euros, de los casi 1.350 euros que hubiera cobrado si no hubiera habido huelga. Mayor perjuicio económico ha causado el conflicto a los oficiales, pues han dejado de percibir por la huelga unos 1.100 euros, de los casi 1.500 que les corresponderían por 45 días de empleo.

El acuerdo alcanzado el pasado martes por la noche para poner fin a la huelga deberá ser ratificado hoy en el encuentro que mantendrán en el Sercla trabajadores y empresa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios