Los bomberos de Guadix tardan siete horas en apagar un incendio de un pajar

  • Para sofocar las llamas fueron necesarios 50.000 litros de agua y espuma

Un pajar de la localidad de Cogollos de Guadix ardió en la mañana de ayer por un incendio aparentemente provocado. Los bomberos necesitaron alrededor de siete horas de trabajo para poder sofocar las llamas.

La Guardia Civil avisó a los dueños de que su propiedad se estaba quemando. Un incendio de cuatro focos que podría haber sido provocado según los bomberos que intervinieron en el suceso. Para su extinción fueron necesarios dos camiones autobombas y un vehículo de mando que utilizaron hasta 50.000 litros de agua. Como resultado 3.000 alpacas de paja resultaron quemadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios