La brecha del desempleo entre sexos se reduce a sólo 4 puntos de diferencia

  • Granada es junto a Huelva la provincia andaluza donde más se han igualado las tasas de paro masculino y femenino

  • Crece un 4,2% el número de mujeres ocupadas en dos años

La brecha del desempleo entre hombres y mujeres se está acortando en los últimos años. Granada ha pasado, en apenas dos años, de tener una tasa de paro femenino del 31,5% a la actual de 28,2%, según los datos de un estudio de la Consultora AIS Group a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada a principios de este año. Esto quiere decir que entre 2015 y 2017, la provincia ha reducido un 3,3% el nivel de mujeres desocupadas en la provincia. Aunque más relevante que este dato es el hecho de que Granada sea junto a Huelva donde más se ha estrechado de toda Andalucía la diferencia de paro entre ambos sexos hasta quedarse en cuatro puntos y media. Una desigualdad que en provincias vecinas como Jaén y Córdoba alcanza los 9,6 y 11,4 puntos respectivamente.

También es positivo el incremento de la tasa de productividad femenina. Granada ha pasado de tener 136.500 mujeres ocupadas en el cierre de 2015 hasta las 142.300 registradas en la última EPA. Este aumento de 5.800 mujeres activas indica una variación del 4,2%, lo que la sitúa por encima de Sevilla (3,9%), Almería (3,7%), Málaga (3%) y Córdoba, donde el dato es negativo (-2,5%).

Este avance en la reducción de las tasas de desempleo en mujeres refleja un apartado positivo en materia de igualdad que, sin embargo, no tapa otras cuestiones como la brecha salarial y el conocido fenómeno del 'techo de cristal'. Así, según los últimos registros de la Agencia Tributaria en base a las declaraciones de la renta, los hombres tienen un salario medio anual de 16.346 euros por los 13.441 de las mujeres. Por tanto, la desigualdad salarial es de 2.095 euros. Además, la propia brecha laboral entre sexos se une a otros factores como que el salario medio de la provincia es uno de los más bajos o que esta diferencia se produce en todos los sectores productivos.

Por otra parte, casi tres de cada diez trabajadoras tienen un empleo a tiempo parcial debido al empeoramiento de las condiciones laborales que ha elevado este porcentaje más de cinco puntos. Según los datos de la última EPA, hay 41.400 granadinas asalariadas -aquí están excluidas las autónomas- que tienen un contrato temporal , lo que representa un 33,8% del total de mujeres contratadas (121.600). Además, la tasa de parcialidad entre las mujeres triplica la de los trabajadores, que no llega ni siquiera al 10%.

En este sentido, IU Andalucía cuestionó ayer las políticas de igualdad del Gobierno y se comprometió a retomar grandes movilizaciones como las del pasado 8-M y a dar voz en el Parlamento a desempleadas y mujeres para avanzar en propuestas efectivas que faciliten un empleo femenino. Así lo explicó la responsable de Acción Política de IU Andalucía, Gertru Vargas, en un acto en Granada, acompañada de la parlamentaria María del Carmen Pérez, y del portavoz municipal de IU, Francisco Puentedura. Los tres representantes de la formación de izquierdas se reunieron con la Asociación de Mujeres Desempleadas de Vegas del Genil y otros colectivos para reivindicar políticas de empleo "reales y efectivas" para las mujeres.

Puentedura recordó que la Junta ha estableciendo un plan genérico que incluye alrededor de 600 millones de fondos europeos hasta el 2021 y consideró necesario que a este plan se sume otro de inclusión social para minimizar cifras de desempleo femenino que alcanzan en algunos barrios de la capital el 50 %. Por su parte, Pérez incidió en que los últimos datos del paro registrado de marzo demuestran que la Semana Santa no han repercutido en el empleo, que las mujeres sufren la mayor tasa de desempleo y que también protagonizan los contratos parciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios