La venta callejera ilegal amenaza al sector de la floristería

  • La asociación de floristas destaca que trabajan con género perecedero y pagan un 21% de IVA, por lo que "acaba en la basura".

Las floristerías granadinas han visto como de repente sus productos se convertían en un bien de 'lujo' en virtud del nuevo IVA, que en su caso se ha disparado del 8 al 21%. Por eso la mayoría ha decido no aplicar el incremento del tipo impositivo y asumirlo, al menos mientras puedan. Sin embargo, aunque ocupa buena parte de sus pensamientos, la preocupación de los floristeros granadinos no sólo se centra en cómo y por cuánto podrán mantener las ventas y los precios, sino también en cómo van a poder competir con la creciente economía sumergida.

La presidenta de la Asociación Provincial de Floristerías de Granada, María Castillo, asegura que con la subida del IVA la venta ilegal, un problema histórico del sector, se verá incrementada. "El sector está hecho polvo. No sé cómo vamos a salir de esta, porque ha sido un palo inasumible", aseguró Castillo, que apunta que la venta callejera ilegal puede ser la puntilla para la profesión. "Desde siempre ha habido intrusismo, venta callejera ilegal, mayoristas que venden sin IVA, negocios de internet ilegales. Así que esto es ya lo que nos faltaba. Ahora van a proliferar mucho. No podemos pagar un dineral de impuestos cuando no se hace nada contra la venta ilegal callejera", explica Castillo, que pide a las administraciones públicas la mayor colaboración posible para garantizar que los negocios que se mantengan alejados de la economía sumergida, que siguen pagando religiosamente sus impuestos y que contribuyen a la creación de riqueza no se encuentren en una desventaja tan clara respecto a quienes no lo hacen.

"A nivel local estamos trabajando desde el primer día. Por ahora estamos negociando a nivel de despachos", indica María Castillo, que asegura que en las federaciones regionales y nacionales ya se han pedido reuniones con los responsables de Comercio para abordar la delicada situación del sector. "Tienen que acordarse de que trabajamos con género perecedero y que también pagamos un 21% de IVA por todo lo que acaba en la basura. No es de sentido común. Los gobernantes tendrían que ser más conscientes de nuestro problema. No puedes subirle al IVA 13 puntos a un sector que trabaja con género perecedero".

Este incremento del IVA llega en el peor momento para un sector que ha sufrido mucho la crisis económica y la caída del consumo. Desde el año 2007, el sector de la floristería ha visto cómo las ventas se reducían entre un 30 y un 35% y ha sido testigo de cómo muchos de los establecimientos especializados tenían que cerrar sus puertas.

Asociación de peluquerías

Los anuncios de peluquerías a domicilio -y sin declarar- no tardarán en aparecer después de que el 1 de septiembre entrara en vigor un IVA del 21% (hasta ahora tributaban al 8%) en el sector. El presidente de la Asociación Provincial de Peluqueros de Granada, Jesús Rodríguez, confirma que el incremento de 13 puntos porcentuales en el Impuesto sobre el Valor Añadido es "abusivo" y que la consecuencia directa será la proliferación de peluquerías y centros de belleza ilegales. Por el momento, las peluquerías de Granada han decidido trasladar a los precios únicamente la mitad del impuesto y el resto asumirlos sin repercutirlo en el consumidor, pero la situación sigue siendo espinosa. Rodríguez explicó que "quien no suba nada los precios no va a poder soportarlo", lo que llevará a muchos pequeños negocios a "irse a la economía sumergida" y a muchos autónomos a declarar por debajo de lo que realmente facturan. "Lo tenemos ya encima. Hay peluquerías en casas de profesionales que cierran su negocio y se dedican a trabajar a domicilio. Esas son las que van a sobrevivir, porque no van a declarar y no tendrán que paga el IVA".

En el caso de las peluquerías, a la subida del IVA hay que añadirle el incremento del Impuesto de Sociedades, que pone en una coyuntura aún más difícil a los negocios que quieran mantenerse en la legalidad. "En mi caso tengo una sociedad con varías peluquerías, así que además de los 13 puntos extra que tengo que pagar de IVA , si tuviera beneficios tendrían que pagar el 32% del Impuesto de Sociedades. Así que la mitad de lo que trabajo sería para Haciendo. Eso es trabajar para el Estado", asegura el presidente de la Asociación de Peluqueros de Granada.

Ahora se inicia una nueva etapa para la que la organización ya ha solicitado la ayuda de la Inspección de Trabajo. Aunque hasta ahora la mayoría de los profesionales hacían la vista gorda ante los compañeros que trabajaban en la economía sumergida, eso se acabó. Julio Rodríguez aseguró que, en las actuales circunstancias, los profesionales tendrán que denunciar la existencia de esos negocios bajo cuerda. "Al final pagamos los de siempre, los que estamos dados de alta", indica Rodríguez.

Con todo, por el momento el mes de septiembre está siendo más positivo de lo que realmente esperaba el sector. Hasta ahora, indicó el presidente de los profesionales granadinos, los clientes han seguido yendo a sus peluquerías con normalidad. "El cliente está convencido de que sólo va a pagar algo más y por eso lo estamos soportando bien", indica Rodríguez, que asegura que al menos hay que esperar seis meses para comprobar hasta qué punto los nuevos precios y el aumento de la economía sumergida le hace daño al sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios