El cambio de flores en Constitución y Gran Vía cuesta 6.000 euros cada estación

  • La Concejalía de Mantenimiento prevé cambiar las flores por tomillo o romero, dado el elevado coste, cuando la conservación de jardines pase a sus manos en unos meses

Cambiar las flores de Gran Vía y el bulevar de Constitución para que sean de temporada tiene un coste de 6.000 euros cada vez que se acomete la renovación. El cambio se realiza oficialmente tres veces al año: en invierno para plantar pensamientos, en primavera petunias y en verano geranios, pero la conservación de estas flores es tan delicada que es necesario volver a replantar al menos una vez al mes.

Las heladas y las bajas temperaturas que se registran durante estas fechas aumentan la frecuencia de los replantes de forma considerable, especialmente en los maceteros con flores de Pascua que custodian la puerta del Ayuntamiento y Reyes Católicos, que necesitan reposiciones prácticamente a diario debido a las bajas temperaturas de estos días.

La portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Lola Ruiz, asegura que, según las facturas presentadas por la empresa de jardines Cespa para aprobación en la junta de gobierno local, colocar sólo una columna floral en la calle Mesones tiene un coste de 688 euros y plantar una flor algo más de tres euros.

Pese a la existencia de estas facturas, desde el Partido Socialista critican el oscurantismo que reina cuando se pregunta por el coste del mantenimiento de las flores. "No hay una partida específica y clara destinada al cambio de flores, así que el coste se distribuye en diversas áreas: Mantenimiento, Fiestas y Presidencia", argumenta la concejal socialista Ana Muñoz, quien lamenta que otros barrios de la ciudad no tengan una decoración y una conservación tan exhaustiva de sus jardines. "Desde luego hay algún vivero en la ciudad que se está haciendo de oro porque hemos llegado a ver cambios de macetas en tres días, cuando estas flores todavía se pueden aprovechar", argumentan desde el partido socialista en el Ayuntamiento.

"Este dinero bien se podría destinar a otras necesidades existentes en nuestra ciudad como puede ser llevar a cabo un plan de inversiones en los colegios públicos", añade Lola Ruiz.

De momento, tanto en Gran Vía como en el bulevar de la avenida de la Constitución, es la empresa encargada de acometer las obras de remodelación de estas arterias de la ciudad la encargada de sufragar los costes de las plantas a instancias de la Gerencia de Urbanismo. Será dentro de unos meses -al cumplirse un año de la finalización de las obras- cuando la conservación de estos jardines pase a manos de la Concejalía de Mantenimiento. Durante este plazo de tiempo el Ayuntamiento tiene que corroborar que las plantas arraigan en el espacio diseñado por la empresa y que se consolidan.

Conscientes del coste tan elevado que tiene mantener esta cantidad de flores, desde el área de Mantenimiento del Ayuntamiento aseguran que "habrá que echar números para ver si merece la pena mantener flores de temporada o si se cambian por tomillo y romero que duran todo el año", explican desde el área de Mantenimiento.

En Granada existen actualmente más de 145.000 metros cuadrados de zonas verdes gestionadas por dos empresas: Cespa y Eulen. El sector Ronda es el que más jardines y parques tiene con más de 62.000 metros cuadrados. Por zonas, son las rotondas de la Circunvalación, los jardines del Violón, la Huerta del Rasillo o el cauce del río Darro los enclaves con más zonas verdes.

La ciudad está plagada también de maceteros decorativos, 237, que requieren una cuidadosa conservación. Reyes Católicos con 56 maceteros y la calle San Antón con 30 son los lugares de la ciudad donde se concentra la mayor parte de la ornamentación floral de la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios