Una campaña contra la limosna abre el debate

  • Usuarios de redes sociales muestran sus dudas hacia los carteles El objetivo real es canalizar la ayuda con Servicios Sociales y ONG

"Si das limosna en la calle financias la exclusión social". Con estas duras palabras el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Granada invita a los granadinos a no entregar dinero a las personas que piden diariamente en la calle. Lo hace a través de una serie de carteles situados a lo largo de la ciudad y que han generado una gran controversia. En redes sociales como Facebook hay quien ve como ofensivo esta invitación de parte de una administración local para no ayudar a los demás.

Sin embargo, esta campaña, pese al chocante mensaje, tiene su explicación. Por debajo, en la letra pequeña, el cartel invita a acudir a los Servicios Sociales o entregar el dinero directamente a las organizaciones que trabajan con las personas sin hogar. De esta forma, no se financia a las mafias que, en general, están detrás de aquellos que piden ni se perpetúa la exclusión social. "Vamos a hacerlo bien. Orienta a estas personas para que acudan a los Servicios Sociales o ayuda por medio de entidades de confianza y contrastada labor social", indica también el mupi que por debajo incorpora un número de teléfono 958 180 047 (Centro de Atención y Social a Personas sin Hogar) y un correo (mendicidad@granada.org) para quienes quieran buscar ayuda para estas personas que padecen la pobreza.

Según los datos que baraja el área de Bienestar Social, la unidad móvil municipal que se puso en marcha en octubre de 2014 detectó a 107 personas que mendigan en horario de mañana. El Ayuntamiento dispone de varios servicios para poder ayudar a salir de la situación de exclusión social a través de los ocho centros de Servicios Sociales con medidas que van desde ayudas económicas para manutención y necesidades básicas, alojamientos, atención psicológica y socioeducativa, atención personalizada, individualizada y grupal según los casos con asistencia a talleres y programas específicos.

El Defensor del Ciudadano ofreció ayer su opinión sobre la campaña. Para Manuel Martín el objetivo que persigue es bueno pues, a su juicio, "la limosna no soluciona nada". Así, Martín defendió que quien quiera ayudar a otra persona lo haga a través de otros canales como las entidades sociales o mediante voluntariado. Una fórmula más efectiva que ahonda en el problema de la persona para ayudarla a salir de esta situación.

La misma opinión que tiene la presidenta de la asociación Calor y Café. Para Ana Montalbán, dar limosna puede cronificar la situación aunque ella misma reconoce que en ocasiones lo ha hecho. Montalbán, que lidera una de las asociaciones de ayuda a las personas sin hogar con mayor actividad, conoce en profundidad a quienes cada día viven en la calle y aprovecha para hacer un llamamiento: "Hace falta un albergue para la ciudad". Según detalla, son muchos los días que Calor y Café busca una plaza para un usuario que no encuentra. En el centro ayudan cada día a personas que viven en la calle, a quienes entregan desayunos, ofrecen talleres, ropa limpia, servicio de lavandería o se reparten alimentos entre las familias necesitadas. Además, disponen de dos pisos de acogida que, si bien son muy útiles, resultan insuficientes, sobre todo cuando llega el invierno la temperatura baja y decenas de personas duermen a plena calle. Por último, sobre el perfil de los usuarios, Montalbán destaca que cada vez hay más personas con trastornos mentales completamente desamparadas. "Cada vez hay más gente joven viviendo en la calle", relata Montalbán que explica que ayer buscó albergue para un hombre que llegó hasta la asociación en una situación muy precaria y no lo consiguió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios