Cuando el cáncer limita la fertilidad

  • Las mujeres diagnosticadas de un cáncer y que reciben quimioterapia pueden ver peligrar su fertilidad tras salir de la enfermedad y en el caso de tumores genitales quedar interrumpida definitivamente

Cuando se diagnostica un cáncer lo principal es curarlo. Pero en este camino, ya sea con intervenciones quirúrgicas o con tratamiento farmacológico, pueden aparecer otros efectos que afectan principalmente a las mujeres. El tratamiento del cáncer puede llegar a condicionar o anular la fertilidad.

Según el tipo de cáncer (su localización y desarrollo), el tratamiento va a ser distinto y sus efectos también.

Cuando se trata de un cáncer genital femenino en la mayoría de los casos no hay otra opción que la extirpación quirúrgica del útero u otros órganos (histerectomía), lo que ocasiona la esterilidad o la incapacidad para quedarse embarazada. "En estos casos no hay opción futura para las mujeres nada más que la adopción", explicó el jefe de servicio de Ginecología del Hospital Materno Infantil, Francisco Montoya.

Así, en tumores genitales como cáncer de cuello de útero, de ovario o de endometrio la mayoría de los casos terminan en la esterilidad de la mujer. Con todo, se han hecho excepciones y practicado operaciones específicas para intentar no llegar a este extremo. "En casos muy aislados y seleccionados en función de la edad de la paciente y el estadío del cáncer se han practicado otras operaciones ya que la cirugía tiende a ser lo más conservadora posible y preservar la función reproductora", matizó Montoya.

Así, en casos de cáncer de cérvix en lugar de una histerectomía se ha hecho una traquelectomía, es decir, se ha quitado sólo cuello del útero y se ha preservado el resto del útero, con lo que se mantiene la función reproductora. En cáncer de ovario, en casos indicados, se ha conseguido (en mujeres jóvenes y con cáncer no muy avanzado) no hacer una extirpación total sino quitar sólo un ovario y preservar el otro. En algún caso de cáncer de endometrio se ha optado también por tratarlo simplemente con fármacos, sin cirugía, para permitir el embarazo en la mujer. "Pero son casos muy seleccionados. La mayoría de las veces este tipo de tumores no tienen otra vía más que la extirpación", aseguró el ginecólogo.

Si se trata de un cáncer en mujeres pero en otra zona del cuerpo, es la quimioterapia la que puede limitar la fertilidad ya que afecta a la función de los ovarios, dejándolos en ocasiones sin actividad. "Por ejemplo, en un cáncer de mama se realiza un tratamiento quirúrgico y quimioterapia, que a veces produce una destrucción irreversible de la función ovárica", aseguró Montoya.

En estos casos de tumores no ginecológicos que necesitan tratamiento que pueda condicionar la fertilidad, las mujeres tienen distintas opciones para, una vez superado el cáncer, ser madres.

Cuando tienen pareja estable, se puede congelar ya un embrión, que es la técnica más utilizada de reproducción asistida. "El óvulo fecundado soporta mejor el proceso de congelación y descongelación", aseguró Montoya.

Pero si las mujeres no tienen pareja hay otras opciones como la congelación de óvulos "técnica que está empezando" y no está muy evolucionada. Consiste en extraer óvulos "tras un proceso de estimulación ovárica y congelarlos". También existe la opción de preservar el tejido ovárico. Se extrae una parte de este tejido, se congela y se implanta de nuevo (la mayoría de las veces en otra zona del cuerpo) cuando la mujer está curada. Pero el gran riesgo es que funcione después, por lo que no se practica mucho.

Con todo, no siempre se pierde esta función en un tratamiento con quimioterapia o radioterapia de un cáncer. "A menor edad de la paciente más resisten sus ovarios y también depende de la fuerza del tratamiento". Así, aunque en tumores genitales la gran mayoría de los casos se produce la esterilidad, en otros tipos de cáncer se puede conservar la fertilidad.

Cuando se diagnostica un cáncer a una persona joven "se le comunican sus posibles efectos y las opciones, pero en la mayoría de los casos las mujeres se preocupan principalmente por curarse y no les preocupa el después". De hecho, en el hospital han realizado pocas técnicas para mantener la fertilidad tras el cáncer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios