Los candidatos movilizan a grupos de alumnos para que acudan a las urnas

  • Se distribuirán por diferentes facultades y además de apoyar a los candidatos animarán a la comunidad estudiantil para se mantengan los índices de asistencia

Ni en día de fiesta se descansa y menos a cinco días de la segunda vuelta de las votaciones que anunciarán el nombre del nuevo rector de la Universidad de Granada. Los candidatos elegidos en la primera ronda, Rafael Payá, con 27, 43 por ciento de los votos, y Francisco Lodeiro, con el 33,26 por ciento, siguen su ronda de negociaciones y contactos con los miembros de las plataformas de Luis Rico y Antonio Campos.

Ambos representantes aseguran que en esta recta final mantendrán la estrategia de campaña que han seguido durante estos meses pero son conscientes de en qué puntos tienen que hacer hincapié, y los estudiantes son uno de ellos. Las sospechas de que en esta segunda vuelta no se registren la cifra del 22 por ciento de participación estudiantil ha hecho que candidatos como Rafael Payá organicen grupos de estudiantes que se encarguen de incentivar el voto del resto de los alumnos en cada centro. "Los estudiantes son un sector importante que hay que mantener", matizó Payá. Y no se equivoca, la participación de los alumnos en esta ocasión fue del 22 por ciento, en contraposición del 12 por ciento que se registró en el 2003.

Al margen de las llamadas a las urnas que los candidatos hagan a los alumnos, ninguno de los dos descuida uno de los sectores clave en esta votación: el de los profesores doctores, que supone el 51 por ciento del sufragio. Rafael Payá reconoce, que a estas alturas, lo único que queda es trabajar de manera directa con los destinatarios y enviarles mensajes concretos que hagan que su candidatura les ofrezca confianza. "Estoy satisfecho. Soy consciente de que muchos compañeros han votado a alguno de los candidatos que se quedaron en la primera vuelta, pero que mi candidatura era su segunda opción", manifiesta.

Francisco Lodeiro tiene las mismas sensaciones que su oponente. "Tenemos buenas impresiones de las conversaciones que estamos teniendo con el resto de candidatos", señalan desde su gabinete. Es más, la plataforma de Lodeiro asegura que los contactos se centran en aquellos puntos del programa que afectan a sectores que han podido apoyar a otros candidatos. "Estamos escuchando propuestas y, siempre desde el diálogo, se podrían estudiar posibilidades del programa", comentan miembros del equipo.

A la espera de que Antonio Campos o Luis Rico puedan hacer oficial su apoyo al el resto de representantes, Rafael Payá y Francisco Lodeiro dos diseñan sus últimos movimientos para que sean certeros. Saben que todas las papeletas suman y no quieren perder ni una.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios