La unidad canina de la Guardia Civil se incorpora hoy a la búsqueda

  • Nueve perros se unen a las labores de rastreo · El delegado del Gobierno asegura que los efectivos redoblan los esfuerzos para encontrar a Marta

El dispositivo que busca el cuerpo sin vida de Marta del Castillo incorpora hoy a nueve perros de la Guardia Civil, cinco de ellos especialistas en grandes superficies para la localización de personas y otros dos especialistas en búsqueda de cadáveres. Estos perros detectores pertenecen al Grupo Cinológico de este cuerpo, cinco de ellos con base en el acuartelamiento de Eritaña, en Sevilla, y cuatro destinados en la Escuela de Adiestramiento en Madrid. Al grupo de Sevilla pertenece el perro llamado Aramis, que junto con su guía encontró a un anciano de 81 años y enfermo de alzheimer que estaba desaparecido desde el pasado domingo, en el término municipal de Villargordo (Jaén).

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, aseguró que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad implicados en la búsqueda están "redoblando esfuerzos" en las labores de rastreo, aunque admitió que "queda mucho trabajo por hacer" porque "no hay un límite preestablecido". El coordinador del dispositivo de búsqueda, el comisario jefe de la Brigada de la Policía Judicial de Sevilla, Manuel Piedrabuena, informó de que la zona número cuatro, comprendida entre la estación de bombeo de El Mármol y la desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda, sigue siendo examinada por las embarcaciones del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, pero ahora efectivos de la UME han comenzado a inspeccionar sus márgenes pese a que se trata "de una zona pantanosa" y plagada de arrozales.

Piedrabuena explicó que ayer el dispositivo recibió un aviso ciudadano sobre varias piedras "removidas" en el tramo del cauce del río que transcurre frente al Estadio Olímpico de Sevilla, pero cuando un equipo de la UME realizó las oportunas "comprobaciones", los efectivos no encontraron "absolutamente nada".

El dispositivo está compuesto por efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEOS) y los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) y un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía; buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), embarcaciones del Servicio Marítimo y otro helicóptero de la Guardia Civil; efectivos de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional de la Junta de Andalucía; Bomberos; Protección Civil; y personal de la Autoridad Portuaria. Cada día en las tareas participan un total de 12 embarcaciones y 30 buzos, dos de los cuales viajan a bordo de los dos helicópteros para lanzarse al agua cuando divisen algo sospechoso.

La búsqueda está dividida en cuatro tramos: desde la pasarela donde Miguel C.D. confesó haber lanzado el cadáver de Marta, zona en la que hay un importante número de inmersiones por parte de los buzos, hasta el puerto deportivo de Gelves; desde allí hasta el casco urbano de La Puebla del Río; desde este municipio hasta la estación de bombeo del mármol; y la última, la más larga con 40 kilómetros de longitud, que llega hasta la desembocadura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios