La capital, abarrotada en los días claves para compensar el arranque

La Acera del Darro repleta de turistas este fin de semana. La Acera del Darro repleta de turistas este fin de semana.

La Acera del Darro repleta de turistas este fin de semana. / carlos gil

Granada empieza el mes de abril de la mejor manera posible, cerrando una Semana Santa que, a falta de datos oficiales, ha mejorado las expectativas iniciales del sector. La circunstancia de que este año la festividad religiosa haya caído más temprano y la inestabilidad meteorológica que ha marcado el mes de marzo condicionaban mucho las posibilidades de los hosteleros granadinos para esta fecha clave. No obstante, los días importantes-del Jueves Santo hasta ayer-la ciudad ha manejado unos niveles de ocupación altos, similares a los de cualquier Semana Santa de los años precedentes. Granada se consolida como uno de los destinos preferentes para los viajeros nacionales y, más especialmente, como una de las principales apuestas para las personas que esperan a hacer sus reservas hasta última hora. En concreto, la ocupación durante la última parte de la semana ha estado cerca del 90%, colgando el cartel de completo en muchos hospedajes de la capital.

El centro ha presentado este fin de semana un gran ambiente con una multitud de turistas nacionales e internacionales mezclándose en bares y terrazas con los granadinos que han aprovechado los días de fiesta en la ciudad.

Por otra, parte, la Costa también ha pasado con nota unas vacaciones que se presentaban complicadas, aunque no pueden decir lo mismo los municipios turísticos del interior que no han logrado llenar las casas cueva en una Semana Santa peor de lo esperada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios