Granada

La capital acumula deudas por intereses que rozan los 4 millones

  • El concejal de Economía reconoce que tiene un escaso margen de maniobra para afrontar el pago

El Ayuntamiento arrastra el presupuesto de 2015. El Ayuntamiento arrastra el presupuesto de 2015.

El Ayuntamiento arrastra el presupuesto de 2015. / g. h.

Es lo que ocurre cuando no se paga a tiempo. La deuda se multiplica. Un hecho que está pasando en el Ayuntamiento de Granada. Los intereses de demora por el impago de facturas han provocado una deuda que asciende a 3.872.918 millones de euros. Una cifra que el Ayuntamiento apenas si puede afrontar teniendo en cuenta que la ciudad trabaja con un presupuesto prorrogado de 2015 y que sufre una situación de absoluta falta de liquidez. Se trata de cantidades reclamadas por terceros o judicialmente en un momento en que las sentencias arrastradas desde años atrás han puesto contra las cuerdas al área de Economía.

No obstante, el concejal, Baldomero Oliver, aseguró ayer que el área que lidera va a trabajar para poner solución a este embrollo en un momento en que la ciudad, incluso, ha gastado ya la partida de reserva creada en el presupuesto de 2015 para hacer frente a gastos imprevistos. En este sentido, el edil aseguró que esta partida, de todas formas, supone una cantidad ínfima de dinero teniendo en cuenta los sobresaltos a los que se enfrenta la capital a diario. "En el presupuesto hay previsto en torno a diez-quince millones para hacer frente a las amortizaciones con los bancos y estamos pagando el doble", explicó ayer Oliver quien destacó que para hacer frente a esta deuda habrá que tirar de operaciones de crédito u otras fórmulas dado que no está recogido en el presupuesto. Respecto a los impagos, destacó que no es "una cosa de este mes". "Yo se que la oposición va a decir que esto es la ruina total del Ayuntamiento y sí, este es otro de los problemas que tenemos y que no hemos ocultado: Además de pagar a bancos y nóminas hay que afrontar las sentencias", destacó Oliver quien recordó que estos contenciosos administrativos vienen de muy atrás. "Vamos a intentar a evitar que esto no se lleve por delante las cuentas del Ayuntamiento pero desde luego, con la poca ayuda que tenemos, es complicado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios