La capital se personará en el caso Emucesa con el visto bueno del PP

  • Encarga otros dos informes jurídicos sobre las facturas de TG7 y la Casa Agreda

  • La oposición le pide que se persone ya en éstas

Era martes Santo pero en el Ayuntamiento de Granada ni se percibía. Aunque durante esta semana lo común es que descienda la agenda de trabajo de los corporativos, hacia las diez de la mañana todos estaban sentados ya en sus sillas del salón de plenos. El equipo de Gobierno los había convocado con urgencia para votar la personación o no como acusación particular por parte del Ayuntamiento en el caso Emucesa.

Lo curioso de este encuentro es que todos los grupos municipales, incluido el PP, estaban de acuerdo en votar sí a este punto. Sin embargo, a pesar de que la personación fue aprobada por unanimidad, el encuentro sirvió para un cruce de acusaciones por parte de unos y otros incluido el PP que, en lugar de dar explicaciones, se dedicó a destapar otros posibles tufos en otros partidos. Eso, a pesar de que una de sus concejales en activo, María Francés, tendrá que ir hoy a declarar en calidad de investigada el Juzgado de Instrucción número 9 por esta caso.

El portavoz del equipo de Gobierno, Baldomero Oliver, destacó al finalizar el pleno cómo se había hecho "un acto de normalidad democrática al aprobar la personación del Ayuntamiento, ante una presunta comisión de unos gravísimos delitos por parte de miembros de equipos anteriores una vez que los técnicos jurídicos del Ayuntamiento han determinado que es necesario. Sobre la posibilidad de haber incorporado a este pleno la votación para personarse ante las facturas de TG7 y la venta de la Casa Ágreda, Oliver garantizó que el Ayuntamiento ha encargado otros dos informes al área de asesoría jurídica para tomar una decisión correcta.

La concejal de Vamos Granada, Marta Gutiérrez, y el portavoz de IU, Francisco Puentedura, lamentaron que el Ayuntamiento haya perdido la oportunidad de votar todos las personaciones toda vez que en ambos casos (TG7 y Casa Ágreda) ya se han abierto diligencias por lo que resulta absurdo esperar a los citados informes.

Todos los grupos reprocharon al alcalde y al equipo de Gobierno que convocara este pleno de urgencia en medio de la Semana Santa respondiendo a un interés "partidista". Para el portavoz de Cs, Manuel Olivares, el "PSOE siempre quiere hacer un uso partidista y en esta ocasión no ha querido perder la oportunidad". Asimismo, criticó al PP por "querer ir de víctima". "Lo que se ha visto hoy aquí es confrontación que queda muy lejos del real objetivo que es acabar con la corrupción".

El concejal del PP Juan Antonio Fuentes dijo que no entendía la urgencia cuando el consejo de administración se produjo el 24 de enero y ya ahí se decidió que se denuncien los hechos y María Francés y Eduardo Moral ya están citados a declarar. Asimismo, el concejal calificó el pleno de "ceremonia de la confusión" y aseguró que "los juicios paralelos son malos pero las acusaciones veladas son peor". El portavoz de IU, Francisco Puentedura, exigió que se depuren responsabilidades penales pero también que se reclamen las cantidades que cobraron las personas (que en total ascienden a 300.000 euros) que cobraron sin pasar un proceso de selección y sólo en base al carnet del partido". Asimismo, animó a María Francés a explicar dónde trabajaron estas personas. "No se trata de convertir esto en un juicio paralelo pero al menos que den alguna explicación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios