La capital tiene 179 piscinas pero sólo 15 son públicas

  • El Ayuntamiento y Salud realizan entre junio y julio las inspecciones a las instalaciones de baño de uso colectivo, que entre Granada y el Área Metropolitana alcanzan las 469

Comentarios 1

Como cada verano, las piscinas de uso colectivo tienen que someterse a una inspección para verificar el estado de las instalaciones y conseguir la catalogación de 'apto' para el baño. El área de Medio Ambiente y Salud del Ayuntamiento de Granada realiza esta misión en la capital y la Delegación de Salud en el resto de la provincia. Unas visitas que se realizan entre junio y julio y que se centran en el control higiénico-sanitario de las instalaciones.

Entre la capital, con 179 piscinas de uso colectivo, y el Cinturón (290), suman 469 instalaciones entre las que están las piscinas de las urbanizaciones, comunidades de vecinos, restaurantes, hoteles, sociedades, campamentos, parques acuáticos o gimnasios. Las piscinas de las casas particulares no tienen que pasar inspección, por lo que no se suman a la estadística. Con todo, éstas prevalecen en el Área Metropolitana.

De las 179 de la capital destaca que 147 están en urbanizaciones de más de 20 vecinos (el 83%) y que sólo 15 son públicas, es decir, de entrada libre al público. Las otras 17 están en hoteles.

Según la información del área de Medio Ambiente y Salud del Ayuntamiento de Granada, el año pasado sólo se abrieron 10 expedientes de las 179 inspecciones (uno en piscina pública y nueve en urbanizaciones). Este año, en los primeros días se han completado el 20% de las inspecciones y se completarán durante la primera quincena de julio.

En cuanto al Cinturón, el Distrito Sanitario Metropolitano es el encargado de realizar las inspecciones a las 290 piscinas públicas y de uso colectivo ubicadas en alguno de los 78 municipios y entidades locales autónomas. Una cifra casi igual a la del año anterior (289 piscinas), en el que se estancaron por primera vez en cinco años la construcción de piscinas debido a la crisis económica y el parón de la construcción.

De las 290 piscinas, el 66% corresponde a urbanizaciones, seguidas de las piscinas públicas (13%), las de hoteles y alojamientos (9%), sociedades y clubs (3%), campamentos de turismo (3%), restaurantes y ventas (3%), parques acuáticos (0,3%) y gimnasios (0,6%).

Por municipios, según informó ayer la Delegación de Salud, el mayor número de piscinas se localizan en Las Gabias (33) -la mayoría en urbanizaciones-, seguida de Ogíjares (25), Cenes de la Vega (19), La Zubia (19), Albolote (18), Alhendín (13), Monachil (13), Armilla (12), Atarfe (12), Maracena (10), Loja (9), Gójar (8), Huétor Vega (7) y Cájar (6).

Durante el año pasado, el 15% de las piscinas inspeccionadas presentaron deficiencias de carácter leve que fueron subsanadas en un breve espacio de tiempo a instancias de la inspección. Las deficiencias más frecuentes suelen ser disponer de un número insuficiente de flotadores, libros de registro mal cumplimentados, pendientes de fondo mal señalizadas o no cumplir correctamente el ciclo de depuración, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios