La capital tendría que ser 40 veces más grande para poder autoabastecerse

  • El último informe del Observatorio de la Sostenibilidad indica que Granada debería tener la extensión territorial de Luxemburgo para poder satisfacer su nivel de consumo

Los ciudadanos de la capital viven muy por encima de sus posibilidades. Según el último estudio del Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), la ciudad necesitaría un territorio 40 veces mayor del que tiene para abastecer a los granadinos, para asumir su nivel de consumo y los residuos que generan. La desproporción entre las posibilidades que ofrece el territorio de Granada y el estilo de vida de sus habitantes hacen de la capital una zona claramente deficitaria desde el punto de vista ecológico.

El informe Sostenibilidad Local: una aproximación urbana y rural, analiza los modelos de desarrollo de las áreas urbanas y rurales de todo el país, estudiando el impacto ambiental, económico y social de sus actividades. Y Granada no sale precisamente bien parada. Según el OSE, "la ciudad utiliza recursos equivalentes a 38,7 veces su superficie". Esto sitúa a la capital entre las 17 ciudades más insostenibles de todo el territorio nacional, además de colocarla en el cuarto puesto de las ciudades andaluzas menos ecológicas. La superficie total de la capital es de 88,02 kilómetros cuadrados, lo que significa que tendría que tendría que tener exactamente una superficie de 3.406,4 kilómetros cuadrados para presentar un superávit ambiental. Es decir, la capital granadina tendría que tener un territorio más grande que el país de Luxemburgo para ser sostenible.

El análisis de la superficie necesaria para cubrir los hábitos de consumo de los granadinos forma parte del estudio de la huella ecológica de cada territorio, definida por el Observatorio de la Sostenibilidad en España como "la demanda de la humanidad sobre la biosfera, en términos del área de tierra y mar biológicamente productiva requerida para proporcionar los recursos que se utilizan y para absorber los desechos que se generan". El análisis de la huella ecológica de Granada indica que cada habitante de la capital consume 3,59 hectáreas globales de territorio productivo al año, 1,79 por encima de lo que realmente le correspondería, según el OSE.

Es más, el estudio del Observatorio de la Sostenibilidad en España indica que, en caso de tener que aprovechar únicamente las posibilidades que ofrece su territorio (biocapacidad), la ciudad agotaría sus recursos en menos de medio mes. La media nacional, que tampoco es muy elevada, al menos arroja una resistencia de cinco meses.

La provincia, por el contrario, no es tan deficitaria ecológicamente como la capital. Según el informe del Observatorio de la Sostenibilidad, la provincia sólo necesitaría duplicar su superficie para autoabastecerse. Es decir, que en lugar de los 12.531 kilómetros cuadrados con los que cuenta en la actualidad tendría que alcanzar una superficie de 24.936 kilómetros cuadrados para satisfacer con sus propios recursos las necesidades de consumo de sus habitantes. Según el OSE, la provincia se encuentra entre las quince más sostenibles de todo el territorio nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios