Los casos de malos tratos entre inmigrantes se duplican en 4 años

  • Granada Acoge advierte que la violencia de género ha pasado de un 22,9% en 2004 a un 44% según las denuncias realizadas por los cerca de tres mil extranjeros que atienden en su sede

El aumento de la violencia de género entre la población extranjera es uno de los asuntos que más preocupa a Granada Acoge. La presidenta de la asociación, Sylvia Koniecki, denunció ayer que entre 2004 y 2008 los casos de este tipo registrados por la organización casi se han duplicado, pasando de un 22,9% a un 44%.

Koniecki denunció que la legislación vigente dificulta a las mujeres extranjeras denunciar este tipo de situaciones. Según la presidenta, las víctimas de este tipo de violencia que acuden a la justicia sufren el riesgo de ser repatriadas. A aquellas inmigrantes en situación irregular que después de denunciar no obtienen una orden de protección ni una sentencia condenatoria firme para el agresor se les abre un expediente de expulsión.

Pero además, se da el caso de que el permiso de residencia de muchas de estas mujeres depende del de su cónyuge, por lo que no se atreven a denunciar. Desde la asociación consideran necesario revisar la legislación y solicitan que se garantice a las mujeres indocumentadas víctimas de violencia de género que no se les abrirá un proceso de expulsión y que se les otorgue la residencia y un trabajo.

Respecto a las causas que pueden haber provocado este aumento de los casos de maltrato, la abogada de la asociación, Pilar Rondón, apuntaba que algunas de estas mujeres, que proceden de países con unas costumbres muy diferentes, al llegar a España pueden demandar ciertos espacios de libertad que antes no tenían, lo que provoca conflictos en la pareja. A esto se une el aumento del paro que ha cambiado en muchos casos la estructura del núcleo familiar, en el que la mujer ha pasado a ser la cabeza de familia, circunstancia que resulta difícil de asumir para algunas personas.

Granada Acoge atendió durante 2008 a más de 2.900 personas, lo que supone un ligero incremento con respecto al ejercicio anterior. El 59% de los que solicitaron información en la asociación eran mujeres y el mismo porcentaje venían de algún país latinoamericano, siendo el principal lugar de procedencia seguido por los que vienen del continente africano, un 30%.

En cuanto al lugar de residencia, la mayoría viven en la capital, un 83%, siendo el Zaidín el barrio en el que viven más inmigrantes, seguido de a Zona Norte y Centro. Además sólo un 3% de los que acudieron a la asociación eran analfabetos, aunque la mayoría tiene dificultades para conseguir trabajo y sigue siendo el servicio doméstico la principal salida.

Casi la mitad de estas personas eran menores de 30 años y sólo un 22% superan los 40. Aunque la mayoría de los que llegaron a Granada Acoge llevaban menos de dos años en el país, más de un 20% llegaron hace más de cinco, lo que según Koniecki es "preocupante" .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios