El cementerio de la capital agotará su capacidad en 2023 sin una ampliación

  • El PGOU propone un crecimiento del camposanto que, según un estudio, garantizaría su suficiencia para siempre, por el aumento de las cremaciones y el vencimiento de las concesiones

El cementerio de Granada agotará su espacio en 2023 si se cumplen las expectativas de la empresa de cementerios en los próximos años. Pero el mismo estudio que revela este dato también indica que una limitada ampliación del recinto como la que propone el Plan General de Ordenación Urbana puede garantizar la suficiencia del camposanto para siempre.

Las necesidades de espacio en el cementerio son cada año menores por el aumento de las cremaciones (en detrimento de los entierros) y por la caducidad de las concesiones de nichos, tumbas y demás enterramientos que desde hace unos años tienen el vencimiento límite en 99 años. Esta medida y la aplicación de una cuota anual de conservación general del cementerio se han convertido en claves para la recuperación de unidades de enterramiento y la potenciación de las cremaciones.

Pese a esta evolución, el actual recinto no podría absorber todas las demandas previstas de enterramientos a partir del año 2023. Emucesa ha realizado un estudio de la futura evolución de la empresa hasta 2040 y ha obtenido esta conclusión, aunque también agrega que, si se produjera la ampliación prevista en el PGOU que el Ayuntamiento ha propuesto, el cementerio de San José podría llegar a ser suficiente para siempre porque la tendencia de aumento de las cremaciones es cada vez mayor y muchos de los nichos ocupados actualmente serán liberados en las próximas décadas.

Si las previsiones para 2008 incluyen la cremación del 46 por ciento de los fallecidos, este porcentaje sería del 80 por ciento en 2040, según un incremento estimado de dos puntos cada año y de un punto cada tres años a partir de 2023. Es decir, es una tendencia que incidirá mucho en los próximos años, pero que con el paso del tiempo moderará mucho su crecimiento.

La ampliación del nuevo PGOU propone extender el recinto por casi todo su lateral Este y parte del Sur. Este terreno sería aproximadamente un tercio del actual cementerio.

El PGOU de 2001 ya preveía una ampliación parecida, si bien, reservó un gran espacio en la zona del Fargue para la construcción del nuevo cementerio de la ciudad, un requisito exigido por administraciones superiores, pues es necesario garantizar espacio para los enterramientos a largo plazo.

Pero este nuevo recinto se descartó muy pronto por parte de las autoridades municipales, dado que Emucesa no ha dejado de advertir de la tendencia hacia la suficiencia. De hecho, desde hace varios años, todas las medidas que la empresa de cementerios adopta están encaminadas a cumplir el objetivo de ahorro de espacio y potenciación de procedimientos que consuman menos recursos de suelo como la cremación.

El problema que presenta el cementerio de Granada para su crecimiento es precisamente su ubicación. Se encuentra en el entorno protegido de la Alhambra y el parque periurbano del Generalife, lo que limita sus posibilidades de expansión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios