La centenaria fachada de la Subdelegación se somete a una reforma integral

  • La Administración central ya ha solicitado licencia de obras para acometer los trabajos, con un presupuesto de 600.000 euros

En 1916 se inauguró el edificio de Gran Vía que hoy alberga la sede del Gobierno central en Granada. Era la única vivienda unifamiliar de la céntrica vía granadina, conocida entonces como Hotel de López de la Cámara, la familia que construyó el inmueble. Ahora, casi un siglo después, la Administración central dispone de un proyecto para la reforma integral de la fachada, el primero de esas características, que cuenta con un presupuesto de ejecución cercano a los 600.000 euros.

La Subdelegación del Gobierno en Granada ya ha solicitado la licencia de obras para acometer la reforma, cuyo proyecto se ha elaborado tras un exhaustivo estudio sobre el estado general del edificio. Ese informe ha sacado a la luz el deterioro de la fachada del inmueble, con grietas y otros desperfectos.

Hasta ahora se habían ejecutado intervenciones aisladas, como labores de pintura, necesarias por otra parte en un edificio en el que alguna protesta ha acabado con el lanzamiento de huevos o incluso pintura a la fachada. Precisamente hace un año hubo que intervenir en los pináculos, que prácticamente se deshacían por su deterioro.

La reforma integral del edificio de Gran Vía, que tiene anexionados al inmueble original dependencias construidas posteriormente, no será la única que afecte a las sedes de la Administración General del Estado. En este caso se trata del antiguo Parque Móvil, donde el Gobierno central habilitará una Oficina de Extranjería.

Para este proyecto ya hay licencia de obras, porque la tramitación está mucho más avanzada. De hecho, ya se ha completado la fase de licitación y la mesa de contratación pertinente estudiará ahora los proyectos para resolver su adjudicación.

La idea es unificar las sedes y crear una única Oficina de Extranjería donde se puedan completar todos los trámites. La creación de esta sede permitirá, además, ahorrar en alquileres de sedes. Además, la Administración General del Estado acaba de recuperar la sede histórica del edificio de la Perra Gorda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios