El centro Alameda pasa a manos del fondo sudafricano dueño de Kinépolis

  • La operación se ha cerrado por 54,6 millones

  • El fondo ya es propietario de 13 parques españoles

Primero fue Kinépolis y, ahora, Alameda. El centro comercial construido por el Grupo Alvores, que inauguró este verano su segunda fase, ha cambiado de manos tras una operación inmobiliaria de 54,6 millones de euros. El fondo sudafricano Vukile Property Fund, que en julio desembarcó en España con la adquisición de once parques comerciales -entre ellos Kinépolis- por valor de 193 millones de euros, ha ampliado su cartera inmobiliaria con la compra del Alameda Park, que cuenta con 25.500 metros cuadrados y una rentabilidad del 6,4%.

Esta adquisición, realizado junto a Castellana Properties Socimi, propiedad de la familia sudafricana Morze, no llega sola. El fondo también ha adquirido el centro Pinatar Park, en San Pedro de Pinatar (Murcia). Con estas nuevas compras, el fondo recién llegado a España amplía su cartera a 13 centros comerciales con una inversión total de 290 millones de euros.

Vukile se consolida como principal propietario de centros comerciales en el área norte de Granada

La compra de Alameda y Kinépolis convierten a Vukile y Castellana Properties en el principal propietario de centro comerciales de la zona norte de la provincia. Aunque la empresa no detalló ayer los planes que tiene para Granada y el centro Alameda, sí confirmó que la inversión realizada en la provincia no se limita a la compra de los parques comerciales. Desde hace aproximadamente un mes, la compañía ha iniciado una rehabilitación considerable en el interior del edificio principal del parque Kinépolis, que conllevará una inversión de dos millones de euros y que se enmarca "en las peticiones de los comerciantes para mejorar la estética del antiguo centro".

El interés de los inversores por los parques comerciales granadinos se produce en un momento especialmente delicado tras la apertura del Nevada Shopping, un gigante que está derivando buena parte del público potencial de este tipo de superficies, y que ha afectado especialmente a los centros de la zona sur, como Serrallo y Alhsur. En el caso de Kinépolis y Alameda, de momento mantienen atractivos que no puede ofrecer el Nevada, como dos superficies de alimentación (Carrefour y Mercadona, respectivamente) y un polo de atracción indiscutible como Decathlon.

El CEO de Castellana Properties, Alfonso Brunet, confirmó ayer que los centros comerciales constituyen "una gran oportunidad inversora ya que han sobrevivido gracias a su reisilencia a los años duros de la crisis". En su opinión, esa fortaleza se deriva del perfil de sus arrendatarios, que son marcas internacionales, y de la gran demanda de espacio.

Los inversores considera el mercado inmobiliario de retail una opción muy atractiva, sobre todo por las buenas predicciones económicas y de consumo para España. En el caso del Alameda Park, los nuevos propietarios destacan que su tasa de visitantes alcanza el 98,6% yque se trata de una zona de compras de referencia para una población cercana a los 600.000 habitantes.

Kinépolis y Alameda no son los únicos centros propiedad de un fondo internacional. El parque comercial Serrallo también pertenece un fondo de inversión tras su venta por parte de Roberto García Arrabal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios