La cesión del solar para Emasagra, en el aire hasta tener 'garantías'

  • IU propone que los beneficios de la empresa vayan a un fondo para sequías e inversiones

La posible prórroga de la "aportación" de la ciudad de unos terrenos para construir la futura sede de Emasagra ha sido definitivamente paralizada hasta nueva orden. Según explicó ayer el portavoz de Izquierda Unida, Francisco Puentedura, el área de Urbanismo ha encargado un informe para desvelar si sería necesario iniciar el expediente desde el principio dado que Emasagra solicitó la prórroga con dos años de retraso. No obstante, y aunque el proceso quede congelado, el concejal va más allá y solicitó que se descarte la construcción del edificio diseñado. A su juicio, la operación, desarrollada en la etapa de José Torres Hurtado, responde a un "periodo de especulación urbanística que ya no es la realidad económica de la ciudad de Granada".

"Se trataba de hacer un macroedificio de ocho plantas que suponía un coste de doce millones de euros y que se pretendían sufragar con la venta de la actual sede situada en la calle Molinos", destacó ayer Puentedura quien criticó que el PP deseaba convertir este último espacio en un hotel con encanto. Sin embargo, Puentedura tiene "otros planes" tanto para el solar como para el edificio de la calle Molinos.

"La operación para hacer el edificio responde a un periodo de especulación"

El portavoz de IU consideró que se podría construir una sede más modesta en este u otro terreno tras llevar a cabo los expedientes necesarios. Y, por otro lado, se mostró partidario de mantener el uso como equipamiento del edificio histórico de la calle Molinos para que se convierta en un espacio de dinamización del barrio del Realejo para el disfrute de los vecinos.

En el mismo día, Puentedura pidió que Emasagra destine los beneficios de su último ejercicio económico "a la creación de un fondo de reserva cuyo fin sea evitar sobrecostes que pueda generar una sequía, al estar la ciudad en unos de los peores años hidrológico de la última década, y evitar por tanto aumentos del recibo, y tener previsto cualquier obra urgente o contingencia que necesite la red de abastecimiento y saneamiento en la ciudad". Esta propuesta será realizada por IU en el próxima Junta General que celebre la sociedad. Según explicó el edil, la empresa ha formulado sus últimas cuentas con un beneficio neto (después de pagar impuestos) de más de 4 millones de euros (100.000 euros más que el año pasado), un resultado económico que ha estado por encima de lo previsto inicialmente en el presupuesto de la empresa. "Es por ello que proponemos que no haya dividendo para que se lo repartan entre el socio privado de la empresa, que tiene un 49% de las acciones, y el Ayuntamiento, sino que se destine a este fondo que revierta a las familias de Granada evitando posibles aumentos del recibo cuando haya periodos de sequía" indicó Puentedura. De este modo, según la propuesta de IU estos beneficios irían destinado "a cubrir cualquier imprevisto que pueda suceder".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios