El plan de choque contra la violencia en las aulas se extiende a 300 colegios

  • El Plan Director se creó hace cuatro años para erradicar conductas conflictivas y favorecer la convivencia · Educación espera que el número de centros adscritos al proyecto continúe aumentando y haya una mayor participación de las familias

"Podemos asegurar que en nuestros centros educativos, que cuentan con más de 200.000 alumnos y 14.000 docentes, no impera la ley de la selva, sino la normalidad; estudiantes que se esfuerzan y progresan". Con estas palabras, la delegada provincial de Educación, Ana Gámez, evidenció ayer el éxito del Plan Director que la Junta de Andalucía lleva a cabo con la colaboración de la Subdelagación del Gobierno desde su puesta en marcha hace ahora cuatro años.

Gámez, acompañada por el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz, presentó ayer los resultados del programa del curso pasado: un total de 306 centros educativos de la provincia, frente a los 210 del año anterior, participaron en las diferentes actividades organizadas en los colegios e institutos a cargo del personal adscrito a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Policías locales, pero con material educativo específico elaborado conjuntamente con Educación.

La iniciativa se puso en marcha por primera vez en el curso 2007-2008, y está encaminada a intensificar las medidas preventivas entre la comunidad escolar en algunos temas de controversia como la violencia, el consumo de drogas y alcohol, el acoso, o el uso indebido de las nueva tecnologías, principalmente internet. Por ello la delegada de Educación recordó que "se trata de una tarea educadora y preventiva para que los alumnos conozcan las conductas que son contrarias a la convivencia y que generan violencia, para así poder respetar a las demás personas".

Hace un año el plan contó por primera vez con la colaboración del Ministerio de Igualdad -cooperación que volverá a repetirse de nuevo esta temporada-, con el objetivo de evitar la aparición en las escuelas de comportamientos proclives a la violencia de género, o de cualquier otra forma de discriminación social, ya sea por razones de sexo, etnia, credo, condición u orientación sexual.

En este sentido, Antonio Cruz defendió el pacto con el Ministerio al considerar que se debe "luchar por la igualdad entre hombres y mujeres", y que con este plan se pone en conocimiento de la comunidad educativa una serie de herramientas para percatarse "de una serie de problemas sociales actuales, como el acoso escolar, la discriminación, la peligrosidad de formar parte de una banda juvenil, el riesgo del alcohol y las drogas o los delitos tecnológicos".

Entre las actividades desarrolladas el pasado curso destacan la organización de charlas a los alumnos, con los cargos directivos y el profesorado, con las familias. Además, se mejoró la vigilancia policial y se puso a disposición de los centros un experto policial, en materia de menores y jóvenes, al que poder consultar cualquier tipo de problema en seguridad que surgiera o les afectara directa o indirectamente. De esta manera, el balance que deja el Plan Director es el de la celebración de un total de 137 charlas con los estudiantes, 167 reuniones con el personal docente y otras 14 con asociaciones de madres y padres.

Igualmente se realizaron un total de 5.346 servicios de vigilancia en los centros de la provincia y los alumnos, sobre todo los más pequeños, pudieron disfrutar de 15 jornadas de puertas abiertas y 13 exhibiciones y exposiciones de unidades y efectos policías. Cada centro cuenta con total libertad de elección ante los diferentes objetivos y posibilidades que ofrece el Plan; se adapta a las necesidades de cada 'huésped'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios