Los ciclistas podrán circular por Gran Vía pero sin carril exclusivo

  • Movilidad permitirá el paso a los ciclistas aunque recomendará itinerarios alternativos para evitar el colapso

Comentarios 3

Después de varias propuestas, el Ayuntamiento de Granada ha decidido autorizar el paso a las bicicletas por la Gran Vía que compartirán el asfalto con las nuevas líneas de alta capacidad (LAC). Una medida no apta para ciclistas lentos, pues tal y como detalló ayer la concejal de Movilidad Urbana, Telesfora Ruiz, lo ideal será que los usuarios de este medio de transporte no entorpezcan el paso de los nuevos autobuses urbanos.

De esta forma, según explicó la edil, los ciclistas tendrán acceso a esta arteria principal de la capital compartiendo la calzada con el resto de vehículos autorizados. No obstante, con la llegada del LAC el próximo 29 de junio, el Ayuntamiento promoverá la utilización de itinerarios alternativos para evitar que ralenticen la circulación de los nuevos autobuses. "Hay ciclistas que circulan a una velocidad adecuada y con estos no hay problema. Sin embargo, hay otros que van muy lento y forman una cola a su paso por esta calle", detalló la edil, que quiere evitar a toda costa que la línea de alta capacidad no cumpla con los horarios.

En un primer momento, la concejalía de Movilidad barajó cortar, directamente, el paso a los ciclistas por la Gran Vía. Esta medida recibió un auténtico aluvión de críticas, en especial, de parte de la asociación Biciescuela Granada, que mantuvo diversos encuentros con los técnicos de movilidad para adoptar soluciones favorables a todos. La polémica llegó, incluso, a la plataforma Change.org, donde cientos de ciclistas firmaron de forma digital una petición para exigir al Ayuntamiento que permitiese el paso de los ciclistas por la Gran Vía. También se convocó una marcha multitudinaria para exigir el libre tránsito por esta calle.

Las primeras soluciones barajadas por el Área de Movilidad comprendieron la implantación de un carril especial para bicicletas en esta transitada vía. Una idea que cayó en saco roto después de que varios colectivos liderados por Biciescuela Granada, planteasen a Movilidad los peligros que podría entrañar este carril, que se alzó con el título de "la ratonera de Granada", antes, incluso, de ser construida. Finalmente, la concejalía ha decidido dejar la Gran Vía como estaba.

Por otra parte, en el resto de la capital, los técnicos de Movilidad del Ayuntamiento de Granada continúan trabajando de forma conjunta con los de la Delegación de Fomento de la Junta de Andalucía para alcanzar un acuerdo de cara a construir el carril bici que conectará la ciudad de la Alhambra. Un carril que supondrá una segregación del tráfico, especialmente beneficiosa para los más pequeños, según detalló ayer el portavoz de Granada al pedal, Manuel Morante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios