Seis de cada cien muertes en hospital son por una reacción a fármacos

  • La Universidad de Granada ha realizado un estudio pionero en España sobre los fallecimiento de pacientes · Las reacciones más frecuentes son las hemorragias

La Universidad de Granada y el Hospital Clínico han realizado un estudio pionero en España sobre los fallecimientos hospitalarios por reacciones a fármacos en el que se concluye que seis de cada cien pacientes que mueren en un hospital lo hacen a consecuencia de una reacción farmacológica.

El estudio ha sido realizado en el departamento de Medicina de la Universidad de Granada por Alfredo José Pardo y dirigida por los profesores Emilio Puche (departamento de Farmacología) y Francisco Javier Gómez (departamento de Medicina).

Una reacción adversa a medicamentos (RAM) se define como cualquier efecto nocivo y no deseado de un fármaco a dosis utilizadas para profilaxis, diagnóstico y tratamiento. Generalmente son de mínima repercusión pero a veces pueden revestir gravedad e incluso llegar a poner en riesgo la vida del paciente.

En el trabajo de investigación se analizó la historia médica de 289 pacientes mayores de edad que fallecieron en el hospital granadino en 2004. Se revisaron sus antecedentes, los fármacos que les administraron en el centro y los datos del tratamiento y el certificado de defunción.

Tras el análisis, se ha comprobado que las reacciones adversas a medicamentos más frecuentes son las hemorragias digestivas, seguidas de las intracraneales y las arritmias cardiacas.

Otro dato importante que ha comprobado en el trabajo de la Universidad de Granada es que los medicamentos que más reacciones adversas han causado fueron los fármacos con efecto antiinflamatorio, analgésico y antipirético, así como los antiagregantes plaquetarios, como el ácido acetilsalicílico, dos tipos de fármacos muy utilizados en la práctica médica habitual.

El investigador ha demostrado, además, que, por sus conclusiones, es conveniente evitar la mezcla de fármacos gastrolesivos como los antiinflamatorios, analgésicos y antipiréticos, antiagregantes y corticoides, ya que el 53 por ciento de los fallecidos por una reacción adversa a fármacos analizados en el estudio de colaboración entre la Universidad y el Hospital Clínico, habían recibido una asociación de dichos fármacos.

A tenor de los resultados demostrados, el estudio va a servir en el ámbito médico para pedir la necesaria creación de una mayor conciencia entre el personal sanitario en torno a la reacciones adversas medicamentosas. Además, se pide que los facultativos y el resto del personal sanitario esté alerta ante cualquier mínimo síntoma que aparezca en el paciente.

Los resultados coinciden con estudios de EEUU y Finlandia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios