Las mejores cocinas de cinco provincias españolas visitan el restaurante El Burlaero

  • El restaurante granadino inauguró ayer sus quintas jornadas gastronómicas

Dicen que la envidia es el pecado capital de los españoles, pero la camaradería y el compañerismo que caracteriza a los restauradores de la provincia se empeña, año tras año, en desmentir esta afirmación.

Ayer el restaurante taurino El Burlaero inauguró sus quintas jornadas gastronómicas, consagradas a cinco restaurantes de Madrid, La Coruña, La Rioja, Logroño y Valladolid, que ofrecerán hasta el próximo 8 de marzo un menú de degustación con los platos más suculentos y tradicionales de la gastronomía de sus regiones.

El propietario de El Burlaero, Manuel Fernández, aseguró poco antes de que diese comienzo el primer almuerzo de las jornadas -organizado por el restaurante madrileño La Parrilla de Lucio- que la organización de este tipo de eventos es para él un "compromiso" con sus clientes. De lo que se trata, explicó Fernández, es de ofrecer a los granadinos la posibilidad de probar, sin salir de la provincia, "la excelente gastronomía del resto de España".

Y es que los restaurantes invitados no sólo traen sus cocineros y sus jefes de sala, sino también sus propios productos. Así que cualquiera de los comensales que prueben, por ejemplo, la empanada gallega de bacalao y pasas del restaurante Pablo Gallego, de La Coruña, probarán el bacalao y las pasas procedentes de las tierras gallegas.

"Tratamos de dar a conocer las cocinas más tradicionales de los restaurantes más emblemáticos", indicó el dueño de El Burlaero, que explicó que la calidad y el prestigio de los invitados a sus jornadas gastronómicas asegura cada año el "lleno total" de los salones de su restaurante.

Además del restaurante Pablo Gallego, de La Coruña, y La Parrilla de Lucio, de Madrid, también participan en las jornadas los restaurantes La Chatilla, de Logroño, Caballero de Olmedo, de Valladolid, y La Vinoteca, de La Rioja. Como colofón a las jornadas, el propio restaurante El Burlaero ofrecerá en calidad de anfitrión una cena de clausura en la que ofrecerá a sus clientes los platos más famosos de su tradición culinaria.

"Para mí estos son unos días muy grandes. Es una responsabilidad muy importante. En cuanto acabemos el próximo sábado, yo ya estaré pensando en las jornadas del año que viene", aseguró Manuel Fernández, consciente de que el suyo es ya un compromiso incondicional con la buena mesa y el "disfrute de los sentidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios