La nueva zona comercial de la ciudad se concentrará en la salida a Málaga

  • El nuevo PGOU amplía la superficie de uso comercial del entorno del antiguo Híper Granada, que fue adquirido por Tomás Olivo, promotor del Centro Nevada · Las tiendas podrán ampliarse por el subsuelo

Además del crecimiento residencial para incentivar el aumento de población de la capital, el nuevo proyecto de Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) pretende potenciar la actividad comercial mediante la reclasificación de más de 600.000 metros cuadrados de suelo, que se concentrarían en la parte noroeste de la ciudad, es decir, junto a las salidas de Málaga y Córdoba.

La zona donde se construyó el HíperGranada hace casi tres décadas es uno de los lugares elegidos para ese uso comercial. Bajo el nombre de Puente de los Vados (aunque no es justo en el sitio conocido como tal), se ha delimitado un área de 81.500 metros cudrados que rodea por uno y otro lado al solar del viejo Híper.

Este centro comercial fue el primer gran conflicto urbanístico de la ciudad por construcción ilegal en la Vega. Ha permanecido cerrado durante décadas por ese motivo. Ahora se da un paso más en su legalización (que ya se produjo en 2000, cuando el anterior PGOU le dio el uso comercial), pues se reclasifica toda la zona que lo bordea. Es decir, se le agregan 81.000 metros cuadrados que ahora son Vega a los 37.000 metros de que consta la parcela del antiguo Híper. Esto es propiedad actualmente del empresario Tomás Olivo, el mismo que promueve el centro comercial Nevada de Armilla.

Pero la nueva gran superficie de este tipo (que en términos urbanísticos se conoce como uso terciario en lugar de comercial) estaría más al norte, junto a la futura Carretera de Córdoba que Fomento está reformando.

Se trata de una extensión de 495.000 metros cuadrados de terreno que lindaría directamente con el futuro Centro de Transportes y Mercancías (CTM) y un gran área industrial donde está previsto el traslado de la fábrica de Cervezas Alhambra.

La gran zona comercial también lindaría (aunque con la Carretera de Córdoba de barrera) con la nueva área residencial de Canto Grande que el Ayuntamiento pretende delimitar en el nuevo PGOU, para la construcción allí de miles de viviendas. Esta es la zona donde actualmente hay una gran urbanización de casas ilegales. Pero este terreno protegido de Vega cuyo cambio de uso tendrá que autorizar la Junta de Andalucía, pues contradice el actual plan urbanístico del Área Metropolitana (POTAUG).

Los responsables del proyecto de revisión del PGOU explicaron ayer que en los últimos años se había detectado en Urbanismo una importante demanda de suelo comercial. Incluso se estaba utilizando gran parte del terreno que estaba previsto para uso industrial, porque se consideraba compatible.

Ahora estos dos usos estarán separados. El nuevo PGOU limita el crecimiento industrial al CTM y otra superficie en Bobadilla. Junto al CTM está previsto el traslado de Cervezas Alhambra, aunque no se ha reflejado aún de forma definitiva a la espera del trazado definitivo del AVE.

La reserva de miles de metros para uso comercial no es la única medida del Plan que afecta a esta actividad. Los redactores también han aprovechado el nuevo papel urbanístico que el subsuelo va a desempeñar en la ciudad (gracias en parte a la nueva ley estatal) para permitir que los establecimientos comerciales que tengan planta baja en superficie utilicen también el subsuelo para esa actividad. Salvo los que provienen de hace muchos años, el resto de establecimientos de la ciudad no podían aprovechar los sótanos más que para aparcamientos o almacenes.

El nuevo uso también permitirá ahora al Ayuntamiento la venta del subsuelo que hay debajo de los espacios públicos. La concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, explicó ayer que será posible expropiar un terreno para construir una plaza pública y pagar con la cesión del subsuelo que hay debajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios