Los comerciantes de la Plaza de Toros piden más seguridad tras la inauguración del CIS

  • Creen que las unidades policiales deben aumentarse tras la apertura del Centro de Inserción

La Asociación de Comerciantes de la Plaza de Toros-Doctores reclamó ayer más presencia policial ante la reciente inauguración del Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Cantos Fernández, al considerar que la llegada de internos que cumplen sus penas en régimen abierto puede generar conflictos y perjudicar la imagen de este barrio comercial.

El presidente de la citada asociación, Santos Gómez, lamentó que este centro -que albergará a partir de septiembre a unos 300 internos en proceso avanzado de reinserción- se haya ubicado en una zona de la ciudad "relativamente céntrica" y argumentó su rechazo al mismo en los "numerosos conflictos" que han presenciado los vecinos con los internos de la sección de régimen abierto que ha estado operativa hasta la fecha. Aseguró que algunos de estos internos se quedan "desde que salen por la mañana del centro" en las plazas del barrio de la Plaza de Toros "bebiendo litros de cerveza e incluso consumiendo drogas", lo que a su juicio crea una sensación de malestar entre los potenciales clientes de los más de 700 negocios que se ubican en esta zona de la ciudad.

Gómez relató que esto se une a la presencia "ya tradicional" de los gorrillas y de personas toxicómanas que mendigan por las calles y, en ocasiones, se introducen en los comercios para pedir dinero.

La posición de los comerciantes contrasta con la ofrecida por el presidente de la asociación de vecinos de la zona, Manuel Morcillo, que aunque reconoció que es necesaria más presencia policial quiso desvincular esta reivindicación del nuevo CIS, al considerar que "no es una cárcel sino un centro de reinserción que no contará con presos de perfil peligroso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios